Telefónica España presenta el plan de bajas voluntarias para los nacidos desde 1967

Lo podrán solicitar hasta 3.261 personas, aunque la teleco limita las salidas al 60%

Ofrece entre el 60% y el 67% del salario regulador

Sede de Telefónica en Las Tablas.
Sede de Telefónica en Las Tablas.

Telefónica España ha presentado este martes su nuevo Plan de Suspensión Individual (PSI) y bajas incentivadas, en el marco del pacto social por el empleo, que la compañía está negociando con los sindicatos. Bajo la propuesta inicial, el plan de salidas voluntarias será para las personas nacidas en el año 1967 o con anterioridad, con 15 años de antigüedad en la empresa.

En total, hay 3.261 personas que cumplen las condiciones de edad y antigüedad. No obstante, al contrario que en otros programas de bajas similares, el nuevo plan no es universal. De esta manera, el número de salidas finales estaría limitado en un porcentaje máximo del 60%. Es decir, el número máximo quedaría en el entorno de las 1.950 personas.

En la misma línea, las salidas deberán producirse en determinadas direcciones, estando excluidas en otras. En un comunicado, UGT señaló que la única excepción que se permitirá a la regla será para los responsables de equipo (coordinación, jefatura y gerencia) que cumplan los requisitos de edad y antigüedad, ya que podrán participar y adherirse al plan con independencia de la dirección a la que pertenezcan. La compañía ha decidido que el plan no se aplique en cerca de 20 direcciones de 11 áreas.

A su vez, en las direcciones afectadas por el plan, el número de salidas no podrá superar el 60% de la plantilla actual. La empresa afirmó que parte de los perfiles excedentes de estas áreas podrán ubicarse en otras áreas a través de planes de reskilling y movilidad.

En su planteamiento inicial a los sindicatos, Telefónica ha ofrecido una renta del 68% del salario regulador para los nacidos en 1967; del 63% del salario regulador para los nacidos entre 1966 y 1963; y del 60% del salario regulador para los nacidos antes de 1963. En el anterior plan de bajas, que supuso la salida de 2.600 personas a partir de los 53 años de edad, la compañía ofreció el 68% del salario regulador.

En relación a la cobertura del Convenio Especial de la Seguridad Social, la operadora asumiría el reintegro del 100% de su coste hasta el cumplimiento de los 65 años o cumplimiento de los requisitos de acceso a la edad de jubilación ordinaria.

Además, con respecto al resto de beneficios sociales, se cubriría por parte de Telefónica el coste, hasta el cumplimiento de los 65 años, de una póliza de salud básica, con cobertura de cuadro médico. En relación al Seguro Colectivo de Riesgo la empresa mantendrá de alta en el mismo al empleado hasta los 65 años, asumiendo el correspondiente coste de la prima asociada. Igualmente, se mantendrán las aportaciones al plan de pensiones hasta el cumplimiento de los 65 años, manteniendo el partícipe la obligación de realizar sus correspondientes aportaciones.

La operadora ha contado con KPMG en la confección del programa.

Sindicatos

UGT y CC OO dijeron que el eje de la negociación debe estar en los criterios de universalidad, voluntariedad, con condiciones económicas similares a los planes anteriores y con un acceso directo a la jubilación. Según UGT, esta primera propuesta está alejada de lo acordado anteriormente. “Nos lleva reclamar a la empresa que reconsidere su postura tanto en la voluntad de dirigir el PSI solo a determinadas áreas y con límites porcentuales de salida, como en la diferenciación de las rentas por tramos dependiendo de la edad”, dice el sindicato, que insiste en que aceptará que haya áreas vetadas.

De igual forma, UGT indicó que el plan social debe incluir una extensión de la vigencia del actual convenio de empresas vinculadas (CEV), ampliando la duración de todas las garantías de empleo y las cláusulas de mantenimiento del poder adquisitivo, “sin olvidar aspectos como la creación de nuevos puestos de trabajo y la empleabilidad vinculada la formación”.

Normas
Entra en El País para participar