Banca

Guindos reclama fusiones bancarias nacionales y europeas

advierte de que la economía europea se encuentra en una "encrucijada".

La economía europea se encuentra en una "encrucijada" en la que se observa, por un lado, una recuperación clara, mientras que, por otra parte, aumenta la incertidumbre derivada de los problemas de oferta y los rebrotes y nuevas variantes del virus Covid, ha advertido el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos.

En un discurso en unas jornadas de banca, organizadas por Expansión y KPMG, el exministro español de Economía ha afirmado que el principal riesgo para la estabilidad financiera es que "todos estos problemas acaben reduciendo más el crecimiento económico o impulsando adicionalmente la inflación o hagan que no se desacelere en la medida proyectada".

En este sentido, si bien ha subrayado que en estos momentos hay "una recuperación clara en curso", con un crecimiento esperado en torno al 5% en la zona euro, la subida del cuarto trimestre "ha perdido un poco de fuelle", aunque las previsiones apuntan a que la economía europea crecerá también con intensidad en 2022.

De este modo, "la inflación es el elemento más preocupante", ha reconocido Guindos, para quien los factores que impulsan el actual incremento de los precios "tienen una naturaleza transitoria", lo que hará que la inflación se modere sin duda a partir del año próximo.

No obstante, el vicepresidente del BCE ha reconocido que la aceleración de la inflación ha ido más allá de lo esperado y ha advertido de que, si continua más allá, su caída y perdida de intensidad serán menores de lo proyectado.

En este escenario, que ha calificado como "apasionante", Guindos ha expresado el compromiso de que la política monetaria seguirá cumpliendo su papel, con una posición acomodaticia, mientras que espera que la política fiscal también cumpla su papel y mantenga el delicado equilibrio entre
la retirada de estímulos, la estabilidad presupuestaria y evitar que la recuperación se vea abortada.

"Lo que podemos tener claro es que, tal como ha ocurrido desde el inicio de la pandemia, las instituciones comunitarias estarán detrás apoyando siempre la recuperación de la economía española", ha apostillado.

Sobre el sector financiero, el vicepresidente del BCE ha insistido en las fusiones tanto nacionales como europeas para mejorar la rentabilidad del sector, asignatura pendiente de la banca, aunque esta ha mejorado considerablemente sobre el año anterior. La media europea de rentabilidad estaba al cierre del primer semestre en el 5,2%, frente a menos del 1% un año antes.

La presión de los bajos tipos de interés en los márgenes seguirán a medio plazo, por lo que considera que la consolidación es una de las mejores  vías para hacer frente a este efecto negativo para la banca.

También ha recordado que existe "un exceso de capacidad instalada", es decir, de oficinas.

En esta ocasión, además, se ha referido a la cada vez más creciente financiación no bancaria, que ahora llega en Europa a un tercio, y "cada vez nos acercamos más" al modelo de Estados Unidos, con  una financiación cada vez mayor de los fondos, lo que acarrea más riesgos.

El directivo del BCE no descarta una burbuja en los precios de la vivienda en algunos países de Europa. 

Normas
Entra en El País para participar