Telefónica y las grandes telecos exigen que las Big Tech financien las redes porque son competidores

Afirman que las nuevas redes necesitarán una inversión adicional de 300.000 millones

Telefónica y las grandes telecos exigen que las Big Tech financien las redes porque son competidores

El debate sobre las infraestructuras de telecomunicaciones y su financiación vuelve a estar sobre la mesa. Telefónica, Deutsche Telekom, Vodafone, Orante y el conjunto de las 12 grandes operadoras europeas han reclamado que los gigantes tecnológicos de EE UU, las conocidas Big Tech deberían compartir el coste por el desarrollo de las redes de telecos porque hacen un fuerte uso.

En una carta abierta, los directivos de las telecos recuerdan que el pasado año, las inversiones del sector ascendieron a 52.500 millones de euros, y ahora deben afrontar una inversión masiva en 5G, fibra y cable para poder hacer frente al aumento de la demanda de servicios de cloud y datos de empresas como Facebook, Netflix y Youtube (Google).

Según las operadoras, debe haber un fuerte apoyo político para asegurar que la regulación facilita la inversión en las redes gigabit, que requerirán de una inversión adicional de 300.000 millones de euros. En su opinión, la regulación debe reflejar la realidad del mercado. “Las telecos compiten cara a cara con los servicios de las Big Tech en el contexto de unos mercados vibrantes”, afirman.

“Los altos precios del espectro y las subastas, que artificialmente fuerzan la llegada de entrantes insostenibles deben acabar”, dicen las telecos, que añaden que las recientes ideas para cambiar las propuestas de la Comisión Europea de extender la regulación del precio minorista a las llamadas internacionales están en desacuerdo con los objetivos de la década digital.

“Estimamos que forzaría una caída de ingresos en el sector de 2.000 millones de euros en cuatro años, que es equivalente al 2,5% de las inversiones en capacidad para la red móvil”, señalan.

Además, esta política encaminada a reducir el coste de implementación es fundamental y debe realizarse con rapidez.

“Este modelo, que permite a los ciudadanos de la UE disfrutar de los frutos de la tecnología digital solo podrá ser sostenible si las plataformas Big Tech también contribuyen a financiar los costes”, afirma.

Vestager

En este sentido, Margrethe Vestager, comisaria europea de Competencia y Política Digital, ha pedido al Parlamento Europeo y el Consejo Europeo que aprueben leyes para reducir el poder de las Big Tech de una manera urgente. En una entrevista este domingo con Financial Times, antes del tradicional evento de tecnología y regulación que el diario organiza con ETNO, asociación que agrupa a las telecos, y que se celebra este lunes, Vestager ha indicado que “es importante que todos se den cuenta de que es mejor obtener el 80% ahora que el 100% nunca”.

La apelación de Vestager llega después de casi un año de discusiones entre los reguladores y legisladores de la UE, que han tenido problemas para ponerse de acuerdo sobre la letra pequeña de la Ley de Mercados Digitales (DMA) y la Ley de Servicios Digitales (DSA). La DMA se creó para obligar a los llamados guardianes, como Google, a garantizar términos más equitativos en sus plataformas online con los competidores, mientras que la DSA busca aclarar la forma en que las grandes empresas de internet deben mantener el contenido ilegal fuera de sus plataformas.

Normas
Entra en El País para participar