El grupo Antolín reduce sus ventas en el tercer trimestre un 25% por la crisis de microchips

En lo que va de año la facturación sí ha crecido, un 11,2%, hasta los 2.905 millones

Sede del Grupo Antolin en Burgos.
Sede del Grupo Antolin en Burgos.

El fabricante de componentes para vehículos Grupo Antolin redujo sus ventas en el tercer trimestre del año un 25,6% frente al periodo de entre julio y septiembre de 2020, hasta los 788,5 millones de euros. El principal motivo que explica la caída, ha indicado este jueves la compañía española, es la escasez mundial de semiconductores y otros problemas de la cadena de suministro mundial que han afectado al sector de la automoción en los últimos meses.

Durante el tercer trimestre, el ebitda (beneficio bruto de explotación) fue de 25,5 millones de euros, lo que supone un descenso del 72,1% respecto al tercer trimestre de 2020 (91,5 millones de euros). Asimismo, el margen de ebitda empeoró hasta el 3,2%, frente al 8,6% 2020, como consecuencia de "la importante caída de las ventas a nivel mundial". La empresa se ha mostrado confiada en que, cuando la situación de la industria se normalice en los próximos meses, la elevada demanda de coches "produzca un crecimiento sostenido de las ventas mundiales a medio plazo".

En cuanto a la facturación de lo que va de año, esta ascendió a 2.905 millones de euros durante los nueve primeros meses, un 11,2% más si se compara con los 2.612 millones que ingresó en el mismo periodo de 2020. Además, la firma registró un ebitda hasta septiembre de 210 millones de euros, un 45,8% más, frente a los 144 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior, debido a que se benefició de la mejora de las condiciones del mercado después de la pandemia.

En el acumulado del año hasta el pasado mes de octubre, la multinacional española logró un margen de ebitda del 7,2%, lo que representa un fuerte incremento en comparación con el 5,5% contabilizado en el mismo período de 2020.

Por los cambios "repentinos e imprevistos" en las estimaciones de producción mundial de automóviles, la compañía ha revisado a la baja las previsiones para 2021 y 2022. Así, el fabricante español de componentes para automóviles espera cerrar el ejercicio con una facturación de entre 3.900 y los 4.100 millones de euros y con un margen ebitda de alrededor del 7% de las ventas totales.

Normas
Entra en El País para participar