Blackstone se alía con Oprah Winfrey en la compra de Spanx

El fondo estadounidense cierra una compra valorada en 1.200 millones de dólares de la empresa de ropa íntima femenina, fundada en el 2000

Sede principal de Blackstone, en Nueva York (EE UU).
Sede principal de Blackstone, en Nueva York (EE UU). REUTERS

Blackstone ha entrado definitivamente en la moda femenina este jueves, tras completar la operación de compra valorada en 1.200 millones de dólares (unos 1.055 millones de euros) de Spanx, la empresa famosa por las fajas para mujeres fundada en el 2000 por Sara Blakely —quien hasta ahora controlaba el cien por cien de la compañía—, cumpliendo así con el acuerdo anunciado por ambas partes en octubre.

La incursión la concreta junto a famosas de renombre como Oprah Winfrey y Reese Witherspoon así como la confundadora de la aplicación Tinder, Whitney Wolfe Herd, en una alianza que —aseguran— ayudará al empoderamiento femenino en todo el mundo. También han participado en el cierre de esta operación los fondos de inversión G9 Ventures, fundado por Amy Griffin, y Able Partners.

Sara Blakely, fundadora de Spanx, junto a la estrella de televisión Oprah Winfrey.
Sara Blakely, fundadora de Spanx, junto a la estrella de televisión Oprah Winfrey.

“Desde que creó la categoría de modeladoras hace más de dos décadas, Sara ha convertido a la empresa en una marca de ropa líder con una fuerte presencia online, y apenas están comenzando", ha asegurado Ann Chung, directora global de consumo de Blackstone, quien ha explicado que esta inversión acelerará aún más el crecimiento del negocio a través de la innovación de nuevos productos y la transformación digital continua, así como la expansión geográfica de la compañía.

Por su parte, Sara Blakely, que ahora se desempeña como Presidenta Ejecutiva de la empresa, ha asegurado que Oprah Winfrey no solo es una inversora importante en esta operación sino que también ha sido una de las principales razones del éxito inicial de Spanx, cuando en el año 2000 nombró las fajas de la marca como una de sus icónicas cosas favoritas de ese año. Al respecto, la estrella de televisión ha asegurado que cuando Blakely apareció por primera vez en The Oprah Show para contar su idea de Spanx, supo de inmediato que era brillante. "¡Todos nos habíamos cortado las pantimedias durante años! Así que desde el momento en que usé mi primer par, se convirtieron en un elemento básico en mi guardarropa", ha señalado.

En el cierre de la transacción, Spanx estuvo representada por Goldman & Sachs y Allen & Co, mientras que Blackstone tuvo como asesor financiero a JP Morgan.

Directiva femenina

Tras la operación, Blackstone y Spanx tienen la intención de crear una junta directiva compuesta exclusivamente por mujeres. Una línea que se ha mantenido desde el inicio de la operación. De hecho, Blackstone ha destacado que el grupo de inversión del fondo estadounidense que llevó a cabo la transacción estuvo formado solo por mujeres.

La actriz Reese Witherspoon, junto a la fundadora de Spanx, Sara Blakely.
La actriz Reese Witherspoon, junto a la fundadora de Spanx, Sara Blakely.

Esta apuesta por el empoderamiento femenino es un elemento común en la mayoría de los inversores que han participado en la operación de compra de Spanx. Por ejemplo, Whitney Wolfe Herd que, tras fundar Tinder, desarrolló Bumble, la aplicación de citas en línea donde las mujeres dan el primer paso. También Reese Witherspoon, que ha impulsado Hello Sunshine, la compañía de medios que coloca a las mujeres en el centro de cada historia que crea para la gran pantalla. Ambas iniciativas también han recibido el apoyo del fondo estadounidense.

Normas
Entra en El País para participar