Telefónica y las grandes telecos reclaman a la UE un impulso a las redes móviles abiertas Open RAN

Presentan cinco recomendaciones para construir un ecosistema para esta tecnología en Europa

Advierten de que el Viejo Continente se puede quedar detrás de EE UU y Asia

Telefónica y las grandes telecos reclaman a la UE un impulso a las redes móviles abiertas Open RAN
Getty Images

Las cinco grandes telecos europeas, Deutsche Telekom, Orange, Telecom Italia, Telefónica y Vodafone han reclamado un impulso claro a la Unión Europea (UE) para el desarrollo de un ecosistema para las redes móviles abiertas Open RAN, claves para la implantación de la nueva tecnología 5G.

En nuevo informe publicado hoy, basado en las conclusiones de la consultora Analysys Mason, las operadoras han hecho un llamamiento a los responsables políticos, a los Estados miembros de la Unión Europea y a las partes interesadas del sector para que colaboren y den prioridad urgente a las redes Open RAN. “Esto garantizará que Europa siga desempeñando un papel de liderazgo en 5G y, en el futuro, en 6G”, afirman.

Según las operadoras, una RAN abierta, inteligente, virtualizada y totalmente interoperable, que permita unas comunicaciones móviles más eficaces y eficientes, es esencial para que Europa cumpla su objetivo de 5G para todos en 2030. “Las nuevas arquitecturas abiertas y desagregadas, el software y el hardware, como la RAN abierta, dan a los operadores la flexibilidad necesaria para extender la tecnología 5G a más usuarios de forma rentable, segura y energéticamente eficiente”, señalan las operadoras, que añaden que esta flexibilidad estimulará una mayor innovación en todos los sectores en áreas como la telemedicina y las fábricas inteligentes.

Las telecos afirman que, si la UE quiere mantener su competitividad, liderazgo tecnológico y resiliencia, es necesario actuar y colaborar de forma decisiva ahora. De lo contrario, Europa corre el riesgo de quedarse atrás con respecto a Norteamérica y Asia en el desarrollo y despliegue de las redes de próxima generación, según el informe.

El informe, titularo "Building an Open RAN ecosystem for Europe", destaca que Europa cuenta actualmente con sólo 13 grandes actores de Open RAN, frente a los 57 del resto del mundo. Además, apunta que muchos actores europeos se encuentran en una fase temprana de desarrollo y aún no han conseguido contratos comerciales de Open RAN, mientras que los proveedores de otras regiones están avanzando.

"Las políticas de EE UU y Japón, entre otros países, ya respaldan firmemente Open RAN. EE UU ha destinado más de 1.500 millones de dólares a financiar la Open RAN, y Japón ofrece incentivos financieros y ventajas fiscales a las empresas que desarrollen, suministren y desplieguen equipos relacionados”, indica el informe, que añade que , aunque hay algunos ejemplos positivos a nivel nacional, como Alemania, la Unión Europea en su conjunto se queda muy corta a la hora de proporcionar el apoyo necesario a Open RAN, lo que pone en riesgo la viabilidad futura de un ecosistema europeo capaz de competir con otras regiones del mundo.

El informe de Analysys Mason establece cinco recomendaciones que pueden salvar la brecha con otras regiones internacionales para crear un ecosistema dinámico de actores europeos que sustenten las comunicaciones móviles del futuro.

Así, pide garantizar el apoyo político de alto nivel a Open RAN, afirmando que Europa necesita hablar con una voz común e identificar Open RAN como una prioridad estratégica.

También reclama la creación, por parte de la Comisión Europea, de una Alianza Europea sobre infraestructuras de comunicación de próxima generación y una hoja de ruta para la innovación, como ha hecho con la nube y los semiconductores.

En tercer lugar, pide que los responsables políticos proporcionen financiación e incentivos fiscales a los operadores, proveedores y start-ups para apoyar el desarrollo de soluciones europeas a lo largo de toda la cadena de valor de Open RAN, basada en asociaciones público-privadas, bancos de pruebas y laboratorios abiertos.

En cuarto lugar, se aboga por promover el liderazgo europeo en materia de estandarización. “Las normas armonizadas a nivel global garantizan la apertura y la interoperabilidad”, señala. Finalmente, en quinto lugar, pide que se trabaje con socios internacionales para promover una cadena de suministro digital y de las TIC segura, diversa y sostenible.

Las operadoras aseguran que, en la actualidad, los proveedores europeos no están presentes en las seis principales categorías de tecnología y servicios que componen la cadena de valor de Open RAN, como el hardware en la nube. Además, cuando están presentes, por ejemplo, en el sector de los semiconductores, se ven superados por empresas no europeas. “Si se toman medidas para aplicar las recomendaciones del informe, se potenciará a los pequeños proveedores locales y se impulsará el liderazgo europeo en esta tecnología vital, al tiempo que se producirá un impacto positivo en sectores adyacentes como la nube y la microelectrónica”, insisten.

Analysys Mason predice que los ingresos de los proveedores mundiales de Open RAN podrían ascender a 36 100 millones de euros en 2026, con el valor de mercado dividido entre el hardware y el software de Open RAN (13.200 millones de euros) y la plataforma RAN más amplia (chips, servicios, desarrollo y nube).

“Si en 2026 los operadores y las industrias europeas siguen sin tener más opción que buscar Open RAN en otra parte, como hacen hoy, esto podría poner en peligro 15 600 millones de euros de ingresos de la industria europea y su influencia mundial, según las previsiones de Analysys Mason”, señalan las operadoras.

Reducir dependencias de los grandes fabricantes

Con el desarrollo de la nueva tecnología Open RAN, las operadoras han buscdo reducir la dependencia de los grandes fabricantes de equipos de redes de telecomunicaciones, como Nokia, Ericsson o Huawei.

A principios de este año, Deutsche Telekom, Orange, Telefónica, TIM y Vodafone firmaron un Memorando de Entendimiento para apoyar el despliegue de Open RAN como la tecnología de elección para las futuras redes móviles en beneficio de los consumidores y los clientes empresariales de toda Europa.

Telefónica ha mantenido una intensa actividad en este ámbito, que ha incluido la inversión en startups como la estadounidense Altiostar Networks. El grupo español ha trabajado con grupos como Rakuten, Samsung o NEC. En este sentido, Telefónica anunció a principios de septiembre un acuerdo con NEC para llevar a cabo pruebas pre-comerciales de Open RAN en sus cuatro principales mercados: España, Alemania, Reino Unido y Brasil.

También Cellnex ha situado la tecnología Open RAN dentro de sus nuevas vías de crecimiento, ante su previsible desarrollo de la mano de la eclosión del 5G. En la presentación con inversores y analistas que siguió a la publicación de las cuentas del tercer trimestre, la compañía señaló que Open RAN es una oportunidad estratégica que permitirá al grupo reforzar la relación con los clientes, expandiendo su presencia a través de la cadena de valor.

Normas
Entra en El País para participar