Logística de última milla

Stuart lanza su servicio de ‘delivery’ en Sevilla, Málaga y Bilbao

Su plan de expansión en España continuará en 2022 tras acelerarse con la pandemia la transformación digital de los comercios en el país

Un repartidor de Stuart.
Un repartidor de Stuart.

Stuart, una de las principales empresas de delivery en España, junto a Uber Eats y Glovo, continúa expandiendo su negocio en España. Tras lanzar recientemente su servicio en Zaragoza y Valencia, la compañía, perteneciente a GeoPost (dueño de Seur y gestor del servicio postal francés La Poste), desembarca en Sevilla, Málaga y Bilbao. Las nuevas operaciones amplían su cobertura en España a más de un millón y medio de personas, dando servicio ya a casi 11 millones de personas en siete ciudades, pues también está presente en Madrid y Barcelona.

Stuart dice que ha hecho una “fuerte inversión” para acometer esta expansión, que continuará en 2022, aunque no detalla la cifra. Sí explica que el movimiento llega después de que la pandemia haya favorecido el comercio digital, adelantando la transformación digital de los comercios en España cinco años, según el informe La sociedad digital en España 2020-2121. Y también avanza que su intención es llegar a Alicante, Palma, Donosti, A Coruña, Vigo, Murcia y Granada, "aunque todo vendrá marcado por las necesidades de los grandes clientes y las oportunidades del mercado".

La compañía señala que ha registrado un crecimiento de casi un 50% en su facturación durante el último año y que ha triplicado su volumen de paquetes enviados desde 2019, aunque de nuevo no ofrece datos concretos. “2021 ha marcado un hito en la trayectoria de Stuart en España. Hemos demostrado nuestra implicación y compromiso con el mercado español con la apertura de nuevas operaciones, que se traduce en un mejor servicio para los clientes y un mayor número de contrataciones”, apunta Ilias Allali, jefe de Operaciones en Stuart.

La empresa dijo el pasado agosto, con la entrada en vigor de la Ley de riders, que tenía más de 300 repartidores empleados y que su plan era crecer una media de dos dígitos por semana. La compañía insiste en que esta ley "no recoge las necesidades de las plataformas digitales ni de los propios trabajadores", pero defiende que "está realizando los máximos esfuerzos para adaptarse al nuevo marco regulatorio".

La apuesta de Stuart por el mercado español también se refleja en la contratación de empleados de oficina, que ha subido un 88,5% en un año, de 61 a 115 trabajadores.

Stuart facilita a cadenas comerciales, ecommerce y comercios locales entregas a domicilio en menos de 30 minutos (o incluso en franjas de 15 minutos) bajo su propia marca. “Solo se paga por el coste del envío que se contrata y sin comisiones de ningún tipo, a diferencia de de los marketplaces”, apuntan. La compañía ha pasado de estar presente en 14 ciudades en solo tres países en 2018 a operar hoy en 113 ciudades de España, Francia, Reino Unido, Polonia y Portugal. 

Normas
Entra en El País para participar