A fondo

¿La opa de BBVA sobre Garanti aleja una fusión en España?

El banco defiende ahora que una compra de un banco podría llevarla a cabo acudiendo al mercado ante el exceso de liquidez existente

Sede operativa de BBVA
Sede operativa de BBVA

BBVA sorprendió ayer al mercado con el anuncio del lanzamiento de una Oferta de Adquisición de Acciones (opa) sobre el 50,15% del capital que no controla de su filial turca Garanti. Esta comunicación se produce solo tres días antes de que el grupo que preside Carlos Torres celebre su Investor Day, previsto para el jueves 18 de noviembre. En esta reunión tanto Torres, como el consejero delegado, Onur Genç, darán las claves del plan estratégico de BBVA para los próximos años, y será el pistoletazo para iniciar el plan de recompra de acciones por 3.500 millones de euros, el 10% de su capital, confirmado en la presentación de resultados de los nueve primeros meses del año.

El mercado esperaba que en el acto del jueves Torres explicaría el destino del excedente de capital que le restaba aún de la recompra de acciones y del ERE puesto en marcha en julio en España. El banco vendió este verano por 9.600 millones de euros su filial en Estados Unidos, operación que le aportó unos 8.000 millones en excedente de capital.

Inicialmente parte de este capital tenía asignado llevar a cabo una fusión en España, en concreto, con Banco Sabadell, con quien ya había iniciado negociaciones muy incipiente, y tras varios tiras y aflojas reconocieron en noviembre las conversaciones. Pero un mes después la operación se rompió. Así, Sabadell cambio de CEO y de rumbo, para mantenerse independiente, por lo menos durante algunos ejercicios, y BBVA optó por otras soluciones para crecer en banca. Y subir su apuesta por Garanti, pese a que en más de una ocasión su cúpula lo negó, siempre ha estado en el foco del grupo.

BBVA, no obstante, aleja así una fusión en España, operación que contaba con el beneplácito del Banco de España, aunque no cierra sus puertas. En las últimas apariciones públicas de Torres o de Genç, han explicado que ahora, con el exceso de liquidez que existe en el mercado, y con una visión más positiva del sector financiero por parte de los inversores, una compra o fusión con otro banco se llevaría a cabo sin problemas acudiendo al mercado.

Pero ahora, BBVA tiene sobre la mesa ampliar su presencia en su filial turca, operación que no espera cerrar hasta el primer trimestre de 2022. Eso sí, al banco le ha costado y le va a costar convencer al mercado de que esta operación es más rentable que la de una fusión en España.
De momento, mantiene que “los múltiplos de la operación son muy buenos”, según ha explicado su CEO.

El banco apuesta por las oportunidades que brinda el país gracias a su potencial de crecimiento, la baja bancarización y los lazos comerciales de Turquía con Europa. Turquía tiene cerca de 84 millones de habitantes, con una edad media de 32 años, y el servicio de estudios de BBVA prevé que su PIB crezca al 3,5% anual. Sobre la bancarización, BBVA señala que el endeudamiento de las familias supone apenas un 17% del PIB, frente a un 69% de la media de la Unión Europea, y Garanti tiene una posición privilegiada para el crecimiento ahí ya que es el principal banco privado del país con el 20% de la cuota de mercados de ellos en préstamos en liras turcas y del 19% en depósitos.

Así, una operación con Sabadell o se descarta o se lleva a cabo con una ampliación de capital. Todo puede ser.

Normas
Entra en El País para participar