Medio millón de jóvenes prevé emanciparse durante los próximos seis meses

Solo el 36% de los menores de 35 años seguiría en el hogar familiar a principios de 2022

La banca cree que 750.000 jóvenes reclaman solución habitacional

Medio millón de jóvenes prevé emanciparse durante los próximos seis meses
GETTY

El retorno al hogar de origen que muchos jóvenes españoles llevaron a cabo durante la pandemia de Covid-19, así como las bajas cifras de emancipación anotadas por las personas que oscilan entre los 18 y los 34 años durante la crisis, provocarán que, una vez dejado atrás lo peor de la emergencia sanitaria y económica, cerca de medio millón de jóvenes se vayan de casa de aquí a los próximos seis meses. Así lo estima al menos una investigación llevada a cabo por la empresa de coliving DoveVivo y la firma de investigación y consultoría Ipsos, centrada en los mercados de España, Francia e Italia.

En el caso español, señala el análisis, cerca del 66% de los jóvenes vivían en su residencia de origen en enero de 2020, inmediatamente antes del estallido de la crisis sanitaria. Solo unos pocos meses después, con la pandemia ya en auge, el éxodo inverso de miles de jóvenes, junto a las menores tasas de emancipación, provocaron que la cifra total escalase hasta el 70%.

Por ejemplo, señalan desde DoveVivo, cerca del 40% de los entrevistados en España que decidió regresar temporalmente a la residencia familiar nada más estallar la crisis sanitaria lo hizo aludiendo razones “afectivas y pragmáticas”: el 78% lo hizo para ahorrar dinero y el 71%, para sentirse mejor y acompañado.

La investigación muestra, en paralelo, que el 30% restante sí permaneció fuera del hogar de origen durante el confinamiento por motivos de trabajo o estudio o por prudencia y miedo a contagiar a la familia.

Ahora, con la situación epidemiológica aparentemente remitiendo y con medidas como el bono joven al alquiler en fase de desarrollo, el análisis estima que antes de que termine 2021 la proporción de jóvenes que residen en el hogar familiar baje del 70% –registrado en el pico de la pandemia– al 52%. Al cierre del primer trimestre de 2022, la encuesta estima que la cifra de jóvenes viviendo en la casa de origen haya caído al 36%. A su vez, un 44% de la muestra estará emancipada, mientras que el 20% restante declara no saber todavía qué será de su futuro próximo.

El porcentaje del 44%, explica Valerio Fonseca, cofundador y CEO de DoveVivo, “de transformarse en términos absolutos, podría llevar a un aumento de más de 500.000 jóvenes que buscan soluciones habitacionales”. La cifra, además, no considera el 20% de indecisos, “que podría aumentar aún más la demanda”.

Por ahora, añade, la tendencia apunta a este movimiento, ya que “siete de cada 10 jóvenes de los que volvieron a vivir con su familia han regresado a su casa fuera del núcleo de origen o tienen previsto mudarse en un futuro muy próximo”.

En análisis también muestra, por el contrario, cómo dos de cada 10 jóvenes consiguieron alcanzar sus objetivos residenciales, como irse a vivir solos, en pareja o en un piso compartido, ya durante 2020 o 2021.

750.000 personas

En España, según estimaciones que maneja la Asociación Española de Banca (AEB), cerca de 750.000 personas demandan soluciones habitacionales que les permitan salir del hogar de origen o cambiar de vivienda. Así lo explicó el viernes Juan Carlos del Rieu, director de estrategia y sostenibilidad de la AEB, en un evento organizado por el Consejo General del Notariado para analizar la relación entre los jóvenes y la propiedad de la vivienda.

En el evento, Rieu, junto al presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de España, Juan Antonio Gómez-Pintado, y la presidenta del Consejo de la Juventud, Elena Ruiz, reclamaron un cambio en el mercado laboral que dé a los jóvenes mayor estabilidad y seguridad, así como cambios legislativos de cara al mercado que vayan más allá de las soluciones cortoplacistas. El director de la Cátedra Unesco de Vivienda de la Universidad Rovira i Virgili, Sergio Nasarre, dejó por su parte la idea de recurrir a alternativas como la propiedad temporal y compartida para dar más opciones de emancipación a los jóvenes.

El Gobierno ultima el bono joven al alquiler

El Gobierno de coalición trabaja en la redacción del funcionamiento y la letra pequeña del futuro bono al alquiler para jóvenes menores de 35 años, que estará en marcha a partir de 2022. La ayuda de 250 euros mensuales está prevista para aquellos jóvenes que perciben como máximo 23.725 euros al año, el equivalente anual a tres veces el indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM), y cuenten con un contrato de trabajo en vigor. Con él, el Ejecutivo prevé cubrir a cerca de 70.000 jóvenes.

Falta por confirmar si todas las tipologías de contratos de trabajo servirán a la hora de solicitar las subvenciones, si las cuantías de las ayudas serán similares en mercados del alquiler con precios muy diferentes entre sí o si dos o más personas de un mismo hogar podrán acogerse a la subvención.

Normas
Entra en El País para participar