Resultados trimestrales

Las firmas del Ibex sacan brillo a los beneficios y bajan la deuda en 12.000 millones

A cierre de septiembre el pasivo superaba los 145.900 millones

Las empresas recuperan el músculo perdido tras el estallido de la crisis. La vuelta a beneficios y la mejora de los ingresos ha sido aprovechada para retornar a la senda de la disciplina financiera, una corriente que cobró una importancia especial tras la crisis de 2012. Conscientes de la importancia de contar con unos balances sólidos para poder hacer frente con mayor holgura a las turbulencias, las cotizadas no financieras del Ibex no han querido dejar pasar la oportunidad que les brinda la reapertura de las economías para reducir su endeudamiento. A cierre del 30 de septiembre las cotizadas que han hecho públicas sus cuentas disponían de un pasivo de 145.901,76 millones, 12.021 millones menos (-7,6%) que los registrados en el mismo periodo de 2020.

Pero esta reducción no se limita a las tasas interanuales. Como ya se pudo constatar en los seis primeros meses del año, una parte importante de este recorte se ha efectuado en lo que va de ejercicio. Solo en los nueve primeros meses del año, las firmas españolas han bajado su endeudamiento en 4.548,55 millones. Estos esfuerzos por recortar la ratio de apalancamiento contrastan con el escenario vivido en 2020, un año en el que el Gran Confinamiento y los préstamos pedidos a la banca para lograr liquidez se saldaron con notables incrementos del pasivo.

Aunque la caída de la deuda ha sido generalizada, no todas las empresas lo han realizado con la misma intensidad y algunas incluso lo han elevado. De las 23 cotizadas no financieras que han revelado sus cuentas, 10 han conseguido rebajar su apalancamiento frente a otras 13 que lo han aumentado. Dentro del primer grupo Telefónica, Naturgy y ArcelorMittal lideran el ranking.

La compañía que preside José María Álvarez-Pallete ocupa un papel protagonista. La venta de las torres de Telxius, de su filial en Costa Rica y la fusión en Reino Unido de O2 y Virgin Media, unido a la fuerte generación de caja, han ayudado a la teleco a reducir su pasivo en 14.711 en los últimos 12 meses, hasta los 21.965 registrados a cierre del 30 de septiembre. La mayor parte de este recorte se ha producido en los nueve primeros meses de 2021 (13.263 millones). Estos esfuerzos le llevan a contar con una ratio de deuda sobre ebitda de 1,07 veces, un indicador que sube a los dos veces si se toma como referencia el ebitda ajustado (9.797 millones). A pesar del trabajo acometido para sanear su balance, Telefónica sigue siendo una de las empresas más endeudas (21.965 millones). Si se incluyen los arrendamientos, el pasivo se dispara a los 29.906 millones; aun así, es inferior a los 37.219 millones de Iberdrola.

La opa de IFM sobre Naturgy fracasó, pero esto no ha impedido a la gasista reforzar su balance. En los nueve primeros meses del año la compañía rebajó la deuda en 2.184 millones, hasta los 11.428 millones, un recorte que en términos interanuales alcanza los 2.844 millones. Las inversiones efectuadas en los negocios de generación renovable y de infraestructuras de redes de distribución han sido los grandes responsables. Pese a ello su ratio de deuda sobre ebitda continúa en niveles elevados (4,46 veces).

La tercera compañía que más baja su deuda es ArcelorMittal, empresa que en el último trimestre ha conseguido batir varios récords. Después de años registrando pérdidas, en 2021 la acerera por fin logra abandonar los números rojos. Pero su proeza no acaba ahí. El alza del precio de las materias primas le ha llevado a registrar su mejor resultado trimestral desde 2008 y a rebajar su deuda a niveles de 2016. A cierre de septiembre el pasivo ascendía a los 3.406,77 millones, 2.707,91 millones menos que los 6.114,68 millones de euros registrados a cierre de septiembre de 2020. El grueso de esta caída ha tenido lugar en los nueve primeros meses del presente ejercicio, periodo durante el cual el endeudamiento se ha rebajado en 2.183,83 millones.

En el lado de las empresas que elevan el pasivo destacan Cellnex, Endesa y las turísticas. La fuerte actividad inversora de la empresa de torres de comunicación le ha llevado a incrementar su pasivo en 4.837 millones, hasta 8.613 millones. En el caso de la eléctrica la necesidad de comprar electricidad en el mercado para poder cumplir con sus obligaciones ha pasado factura a los beneficios y a su pasivo, que crece en 2.593 millones, hasta los 10.000 millones.

La recuperación del turismo sigue insuficiente para que las empresas puedan recoger la mejora en sus balances. Entre septiembre de 2021 y septiembre de 2020 IAG subió su pasivo en 1.260 millones, mientras Amadeus repite el movimiento, aunque de manera más modera. El alza se limita en su caso a los 386,3 millones (3.173,9 millones).

El beneficio se recupera

Ganancias. Aunque la temporada de resultados no ha llegado a su fin, las cifras publicadas por las cotizadas invitan al optimismo. A falta de que Colonial, Almirall y Solaria rindan cuenta ante los inversores (Inditex cuenta con un ejercicio fiscal diferente), el beneficio de las empresas del Ibex 35 se situaba en los 40.632,84 millones. Este dato contrasta con las pérdidas de 12.475,17 millones registradas en el mismo periodo del año anterior. Dos años atrás el beneficio de las grandes cotizadas superaba los 24.090 millones. Gran parte de este buen desempeño se debe a los resultados extraordinarios, entre los que destacan los conseguidos por CaixaBank y Telefónica. Pero el buen desempeño no se limita a cuestiones puntuales, sino que se refleja también el resulto bruto de explotación (ebitda), que experimenta un crecimiento del 88%, hasta los 60.891,97 millones. Los ingresos, por su parte, aumentan de manera más moderada. Su crecimiento se limita al 13,58%, hasta los 311.351,51 millones.

Caja. A falta de conocer los resultados del tercer trimestre de Inditex (los publicará el 15 de diciembre), la única empresa que a cierre de septiembre contaba con una posición neta de caja era Viscofan. El fabricante de envolturas para productos cárnicos cuenta con una caja de 31,5 millones, frente a la deuda de 53,6 millones registrada a cierre del 30 de septiembre de 2020.

Normas
Entra en El País para participar