Renovables

Los minoritarios de Eolia podrán vender sus acciones al mismo precio que Aimco

Dueños de un 2,7% podrán ejercer su derecho de arrastre

Los minoritarios de Eolia podrán vender sus acciones al mismo precio que Aimco

Aimco ha puesto una pica en Flandes con la venta de Eolia a Engie. Ha cerrado la mayor operación de las renovables españolas y vendido la firma por unas elevadas plusvalías. Una lluvia de dinero a la que también se podrán apuntar los accionistas minoritarios de la compañía.

Eolia fue concebido como un vehículo de inversión en renovables lanzado por N+1, la actual Alantra, y una serie de inversores particulares, entre los que destaca el empresario tecnológico Martin Varsavsky, que fue su cofundador. El fundador fue el empresario Miguel Salís. Muchos de estos fundadores han vendido ya sus títulos a Oaktree o Aimco, pero los que aún se mantienen en el capital tienen una oportunidad para hacerse de oro.

Según las últimas cuentas anuales de la empresa, Aimco es dueño del 97,33% de Eolia. Los minoritarios, entre los que se encuentran los directivos de la compañía y algunos de los socios fundadores, ostentan el otro 2,67%, 1,84 millones de títulos.

Estos accionistas cuentan con el llamado derecho de arrastre. Es decir, Engie está obligado a comprar sus acciones, si lo solicitan, al mismo precio que ha pactado con Aimco. Esto valora todo el paquete de acciones de los minoritarios en más de 50 millones, un precio considerablemente más elevado que la inversión con la que partió. La operación da un valor al 100% de la compañía, incluida la deuda, por encima de los 2.000 millones.

Operación de Engie

Engie, por su parte, hizo público ayer el acuerdo con Aimco para comprar Eolia, que fue adelantado horas antes por CincoDías en su versión web. La eléctrica francesa ha formado un consorcio con Predica, un vehículo de inversión del banco Crédit Agricole. Esta entidad controlará un 60% de los activos operativos de Eolia, que tienen una capacidad de 860 MW. Engie se queda con el 40% de estos activos, así como todo el pipeline que la firma española tiene comprometida para desarrollar, por 1,2 GW.

Lazard ha trabajado como asesor de Engie en la operación. Mientras, BNP Paribas ha asesorado a Predica.

Crédit Agricole financiará toda la adquisición con capital y no utilizará ni un céntimo de deuda. Por el lado de Engie, la empresa ha afirmado que la operación tendrá un efecto sobre la deuda de 400 millones.

Con esta operación, Engie refuerza su apuesta por las renovables ibéricas. El año pasado acordó la compra de los 1,7 GW en activos hidroelétricos de EDP. El objetivo es contar con 11GW de potencia instalada renovable.

Normas
Entra en El País para participar