Hasta 2023

Las empresas del Ibex afrontan vencimientos de deuda por 15.500 millones

Telefónica y Grifols son las empresas que afrontan mayores pagos

Las ingentes compras de deuda acometidas por el Banco Central Europeo en la última década para inyectar liquidez en la economía de la zona euro y favorecer la rebaja de las rentabilidades de la deuda soberana y corporativa han permitido que las empresas llegaran a financiarse a tipos negativos pero han dejado anestesiado al mercado. Un mercado de deuda que permanece ahora atento a cualquier señal de la institución dirigida por Christine Lagarde sobre la retirada de estímulos económicos y, posteriormente, sobre una subida de los tipos de interés.

Unas decisiones que encarecerán previsiblemente el coste de financiación de las empresas en un momento en el que tratan de superar, si no lo han hecho ya, los niveles previos a la crisis del Covid. Por lo pronto, las firmas del Ibex afrontan vencimientos de deuda por importe de 15.471 millones de euros hasta finales de 2022 tanto de las matrices como de sus filiales.

Tras un 2020 en el que el mercado de capitales registró niveles récord de emisiones por parte de las empresas para contar con colchones de liquidez suficientes para afrontar la inestabilidad del mercado con unas condiciones de financiación muy atractivas, el ritmo de las colocaciones se ha ralentizado este año y se mantendrá, previsiblemente, durante el próximo ejercicio.

Telefónica es, como de costumbre, el miembro del Ibex que tendrá que hacer frente a mayores vencimientos el próximo año. Y ello a pesar de que la teleco ha emprendido en los últimos años un fuerte proceso de desapalancamiento y ha impulsado la ampliación de la vida media de sus emisiones. A cierre de septiembre, contaba con una deuda neta financiera que se sitúa en los 21.965 millones de euros –incluyendo arrendamientos se eleva hasta los 29.906 millones–. Hace diez años la deuda neta financiera de la empresa sobrepasó los 56.000 millones de euros.

Tras la teleco se sitúa Grifols. El fabricante de hemoderivados podría aprovechar el próximo año para refinanciar unos 2.675 millones de euros. La empresa no cuenta con vencimientos como tal en 2021 pero si tiene opciones de compra (call, en la jerga) para tres emisiones que vencen entre 2025 y 2027. Por una de ellas, de 1.000 millones y emitida en 2017, paga un cupón semestral del 3,2%.

Iberdrola es la tercera compañía que más vencimientos tendrá que afrontar el próximo año. Un total de 2.220 millones de euros correspondientes a ocho emisiones de deuda realizadas entre 2002 y 2015.

Tras ella, se sitúan Naturgy, Amadeus y ArcelorMittal. La energética cuenta con opciones de recompra anticipada de deuda por hasta 1.114 millones hasta finales de 2022, entre los que quedan en circulación 110 millones de una emisión de preferentes lanzada por Unión Fenosa en 2005 por importe de 750 millones. El resto fue objeto de recompra en 2015 por parte de la empresa.

Entre las empresas que tendrán que afrontar vencimientos antes de que finalice este año está Almirall. El laboratorio controlado por la familia Gallardo cuenta con una emisión de convertibles por importe de 250 millones que vence en diciembre y que lanzó en 2018 en plena refinanciación de su deuda. La colocación se firmó entonces con un precio de conversión de 18,1776 euros por acción, un 24,6% por encima de los 12,71 euros por acción a los que la empresa cerró ayer.

Normas
Entra en El País para participar