Mercados

Euronext sale de Reino Unido y traslada las funciones de compensación a Italia

Rompe el acuerdo de 10 años que mantenía con la Bolsa de Londres

Euronext sale de Reino Unido y traslada las funciones de compensación a Italia
Getty Images

La salida de Reino Unido de la UE se ha traducido en una reducción de la presencia de instituciones en el país británico. Euronext ha sido el último en mover ficha. El mayor operador bursátil de la UE rompió el acuerdo que mantenía con la filial de la Bolsa de Londres y trasladará su cámara de compensación a la Bolsa de Italia, una medida que se enmarca en la compra de la Bolsa de Italia. Como parte de esta adquisición, desde comienzos de año Euronext es propietario de la cámara de compensación de activos múltiples de Milán, CC&G. Esta pasará a estar integrada Euronext Clearing.

Con esta decisión Euronext pone fin de manera anticipada a un acuerdo de 10 años, refuerza su presencia en Europa y deja de depender de los servicios de su rival. A cambio la firma pagará una tarifa de interrupción. Los primeros traslados están previstos para mediados de 2022. “Tenemos que ser pacientes y estar listos para reaccionar”, señala Stephane Boujnah, director Euronext.

Aunque la decisión adoptada por la firma no tiene que ver directamente con el Brexit, las autoridades han politizado mucho la salida de Reino Unido y consideran que el control reglamentario de las cámaras de compensación son un elemento crucial para controlar el riesgo sistémico del sistema financiero. En paralelo a esta operación, el holding de los mercados europeos estudia posibles adquisiciones complementarias para diversificar sus ingresos. “Hay una gran cantidad de objetivos potenciales en materia de posnegociación, divisas y servicios corporativos. Estos activos no tienen que estar necesariamente ubicados en Europa, también pueden tener su sede en EE UU”, subrayó Boujnah.

El plan estratégico con el que trabaja Euronext para el periodo 2020-2024 contempla un crecimiento anual de sus ingresos de entre el 3% y 4%, frente al objetivo anterior de 2%-3% del periodo 2018-2020. Para alcanzar esta meta el holding de los mercados europeos tendrá que ampliar su oferta de compensación.

Por su parte, la compañía ha revisado al alza su previsión de sinergias tras la compra de la Bolsa de Italia. El ahorro estimado alcanza ahora los 100 millones de euros, frente a los 60 millones anteriores. Lo que también aumentan son los costes de reestructuración que pasan de los 100 millones a 160 millones de euros. La mitad de esto corresponderá a los costes operativos. Boujnah aprovechó la ocasión y sugirió a la Comisión Europea que utilice la plataforma de deuda pública MTS de Euronext para la negociación de los bonos emitidos en el marco del programa Next Generation.

 

Normas
Entra en El País para participar