Industria

General Electric sube en Bolsa tras anunciar que se dividirá en tres sociedades

Segregará las divisiones de salud y energía para centrarse en aviación

General Electric sube en Bolsa tras anunciar que se dividirá en tres sociedades

El histórico conglomerado industrial estadounidense General Electric ha iniciado el proceso para dividirse en tres empresas, según ha comunicado hoy. El anuncio ha provocado que las acciones del grupo, fundado por Thomas Edison, subieran un 17% antes de la apertura de la sesión, alza que después se ha moderado hasta cerrar en el 2,6%.

La operación está dividida en tres fases. En primer lugar segegará la división de equipamiento para la salud, llamada GE Healthcare, en 2023. Su previsión al final del proceso es controlar un 19,9% del capital de esta sociedad. En paralelo, combinará los negocios de sus divisiones de energías renovables, energías basadas en combustibles fósiles y la división digial para crear otra sociedad, que espera sacar al mercado en 2024.

Las actividades de aviación conformarán la tercera entidad, y será ahí donde la empresa se concentre a partir de ahora. "Cada firma estará mejor posicionada para atender a sus clientes, beneficiándose de un mayor enfoque, responsabilidad y agilidad, según el comunicado. Lawrence Culp, director ejecutivo de GE, dirigirá el negocio de la aviación una vez que se complete la escisión y será presidente no ejecutivo de la compañía de atención médica de GE. Por su parte Scott Strazik será el CEO del negocio combinado de Energía Renovable, Energía y Digital.

El anuncio supone el final de la era de los grandes conglomerados industriales que definió el capitalismo estadounidense en las últimas décadas del siglo XX. General Electric era a principios de este siglo XXI la mayor empresa del mundo por capitalización, después de diversificar sus actividades bajo el mandato de Jack Welch: cabían servicios petroleros, química, producción audiovisual, seguros o leasing de aviones, además de todo tipo de maquinaria, desde generadores eléctricos hasta aparatos de rayos X o motores a reacción.

La medida también pone fin a años de especulaciones sobre el futuro de GE, cuyo modelo diversificado, pero complejo a ojos de los inversores, se vio profundamente erosionado por la crisis financiera de 2008. Desde entonces, se ha ido desprendiendo de su antigua estructura de conglomerado en expansión, incluida la venta de la mayor parte de su brazo financiero; GE Capital. "Hoy es un momento decisivo para GE y estamos listos", dijo el director ejecutivo Larry Culp en un comunicado. Culp fue nombrado primer ejecutivo en 2018, iniciando un proceso de venta de activos, reducción de deuda y búsqueda de flujos de caja, si bien el movimiento más agresivo ha sido éste.

La propuesta de Culp ha sido respaldad por el fondo Trian, que tomó una posición de relevancia en el accionariado en 2015 y desde entonces está pidiendo medidas agresivas para mejorar la rentabilidad. "La racionalidad está clara: tres empresas bien capitalizadas, líderes en la industria, con un enfoque operativo claro y mayor transparencia y flexibilidad estratégica", señaló en una nota. GE prevé haber reducido en tres años más de 75.000 millones de dólares de deuda y cerrar este 2021 con un ratio de ebitda sobre deuda de 2,5 veces.

Normas
Entra en El País para participar