Rally

El primer año de las vacunas se salda con ganancias de más del 20% en las Bolsas

El Ibex 35 y el FTSE británico siguen sin recuperar niveles precovid. Wall Street, el Dax alemán y el Cac francés cotizan en zona de máximos

Ibex pulsa en la foto

Pfizer y sus avances en la lucha contra el Covid se reafirman como un revulsivo para las Bolsas. Si hace 12 meses la farmacéutica sorprendía al mercado con el anuncio de la efectividad de su vacuna, ahora los progresos de su antiviral se revelan como el gran aliado. Pero, a diferencia de lo acontecido en noviembre de 2020, en la actualidad prolongar las ganancias no es sencillo. Los principales índices de Europa y Estados Unidos acumulan revalorizaciones superiores al 20%.

Aunque los ascensos son una característica común, el resultado es muy desigual. Mientras el Dax alemán (22,53%), el Cac francés (32%) y el Euro Stoxx 600 (26,94%) se suman a la corriente imperante en Wall Street y revalidan sus máximos históricos, el Ibex 35 (21,6%) y el Ftse británico (18%) siguen sin recuperar niveles precovid. Javier Molina, portavoz de eToro en España, señala que la acumulación de récords en los últimos 12 meses es algo que no sucedía desde 1995. “El grado de euforia se coloca en niveles extremos”, remarca. Es decir, llegados a estos niveles cualquier decepción podría acelerar la corrección en el mercado.

El comportamiento de la Bolsa en el último año es una pequeña muestra del giro radical que ha experimentado la economía en los últimos 12 meses. Desde que las farmacéuticas anunciaran a bombo y platillo la efectividad de sus sueros, las expectativas del mercado y la evolución de los indicadores macroeconómicos dibujan un escenario completamente diferente. El avance en el proceso de inmunización y el levantamiento de las restricciones han llevado a los inversores a elevar su apetito por el riesgo y abandonar las posiciones más defensivas mientras economías como la española ha pasado de caer un 10,8% en 2020 a avanzar un 2,7% en el tercer trimestre, un crecimiento que en EE UU alcanza el 4,9% en tasa interanual.

Si hace un año el freno a la expansión de las nuevas variantes y los fantasmas de deflación eran algunas de las principales amenazas para la recuperación, en la actualidad el alza de los precios y su impacto en la política monetaria es una de las cuestiones que más preocupa a los inversores. A medida que los Gobiernos levantaban las restricciones y la actividad regresaba a la economía, el ahorro acumulado por los ciudadanos durante los meses de confinamiento se ha traducido en un aumento de la demanda que ha impulsado al alza el precio de las materias primas. El Brent es un buen ejemplo. En los últimos 12 meses el petróleo de referencia en Europa ha doblado su valor al pasar de los 42 dólares a los 83 de ayer. Y los ascensos parece que no quedarán ahí. Algunas firmas han elevado su objetivo de Brent a los 100 e incluso 120 dólares para los próximos meses.

Al aumento del precio de las materias primas se suman los problemas en las cadenas de suministro, dos factores que han llevado a la inflación de la eurozona a su nivel más alto desde 2008 mientras en España la tasa cerró octubre en máximos de 1992 (5,5%). Estos repuntes no son solo cosa del Viejo Continente región. En EE UU la inflación se sitúa en su nivel más alto en 13 años.

En un escenario de precios al alza, los inversores han empezado a poner en precio la retirada de las ayudas puestas en marcha por los bancos centrales, unas medidas que junto a las vacunas han servido para sacar a las Bolsas de los mínimos registrados con el estallido de la pandemia. Aunque en las últimas semanas el BCE y la Reserva Federal han confirmado que empezarán a reducir las compras de deuda pero que mantendrán intactos los tipos de interés, el mercado empieza a descontar el fin de los tipos cero. Esto tiene su mejor reflejo en el mercado de deuda. Aunque en las últimas sesiones el alza de los rendimientos ha hecho un alto, las rentabilidades salen de los mínimos. El bono español a 10 años cerró ayer en el 0,43%, lejos del 0,186% de hace un año mientras el bund se sitúa en el -0,243%, frente al -0,5% que registró el 9 de noviembre pasado.

Los bancos lideran las subidas

Sectores. Aunque en los últimos 12 meses todos los sectores registran subidas, el bancario (50,9%) lidera las ganancias. A su condición de sector cíclico que se ve favorecido por la mejora de la economía, se suma el alza de los rendimientos en el mercado de deuda ante la expectativa de subida de tipos. El alza de las tasas es considerada vital para que las entidades mejoren sus márgenes y su rentabilidad. Un escalón por debajo se situarían el tecnológico (48,8%), el automovilístico (45,4%) y el energético (39,8%).

Normas
Entra en El País para participar