Aerolíneas

Despegan los primeros vuelos de España a Estados Unidos

Los viajeros deben acreditar tener la pauta completa y un resultado negativo de una prueba covid realizada en las últimas 72 horas

Una turista inglesa se prepara para abordar un vuelo de Londres a Estados Unidos
Una turista inglesa se prepara para abordar un vuelo de Londres a Estados Unidos

El Gobierno de Joe Biden ha reabierto las fronteras de Estados Unidos a los turistas vacunados de todo el mundo, tras 20 meses de restringir los vuelos a causa de la pandemia de covid-19. Las nuevas regulaciones habilitan los viajes, que antes eran solo para ciudadanos estadounidenses, a personas con pauta completa y que además presenten una prueba covid negativa realizada en las últimas 72 horas. Este lunes están programados 29 vuelos desde Barajas con dirección a Nueva York, Nueva Jersey, Boston, Chicago y Miami, y 6 vuelos desde Barcelona hacia Nueva York. Por lo menos unos 9 vuelos más están confirmados para este martes.

Debido a la nueva regulación, los vuelos hacia el país norteamericano no podrán ser abordados por viajeros con pauta de vacunación incompleta (una sola dosis de dos), ni tampoco por personas que únicamente tengan certificado covid por haber pasado la enfermedad. En cuanto a los viajeros con pauta completa, deben esperar 14 días para ser considerados vacunados, según los últimos estándares del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

IAG, el holding que abarca Iberia y British Airways, se ha mostrado optimista ante las nuevas medidas, y recientemente ha previsto estrenar vuelos de Iberia desde Madrid a Dallas y Washington. Su presidente, Javier Sánchez-Prieto, resaltó el viernes que las reservas se habían multiplicado con la apertura del país al tráfico no esencial. La próxima temporada de verano ofrecerá 8 destinos directos desde Madrid, frente a los 6 de 2019.

Para esta temporada de invierno, que comenzó el pasado 31 de octubre, Iberia ya ha programado 70 vuelos semanales entre España y Estados Unidos. En concreto, la aerolínea ha programado 10 vuelos semanales a Nueva York y otros 10 a Miami por sentido; Chicago cuenta con 5 vuelos a la semana, y Boston y Los Ángeles con otras tres frecuencias semanales. 

La aerolínea estadounidense Delta, por su parte, ha afirmado que desde el anuncio de la reapertura de Estados Unidos ha tenido un aumento del 450% en las reservas en puntos de venta internacionales en comparación con las seis semanas anteriores al anuncio. Así mismo, empresas como Marriot y Hilton han visto subidas en el precio de sus acciones en Bolsa de un 4,5% y un 4,8% respectivamente desde el día del anuncio.

Según la empresa Travelport, uno de los más grandes proveedores de sistemas de pago para aerolíneas en el mundo, en el último mes las reservas de vuelos a Estados Unidos alcanzaron el 70% de los niveles prepandémicos y los principales destinos de para visitantes internacionales incluyen Nueva York, Miami, Los Ángeles, Orlando y San Francisco.

Las autoridades estadounidenses aseguran haberse preparado para un aumento del turismo: “Como esperamos una alta demanda cuando Estados Unidos levante sus restricciones de viaje por aire y tierra el lunes, estamos tomando medidas críticas para estar preparados proporcionando recursos adicionales,” ha afirmado el sábado uno de los portavoces de la Casa Blanca. En agosto, el Departamento de Transportes de Estados Unidos afirmó que el tráfico internacional de pasajeros había caído un 43% y un 21% respecto a niveles anteriores a la pandemia.

El 25 de octubre, Joe Biden confirmó a través de un comunicado que su Gobierno cambiaría el enfoque de su política de recepción de viajeros: “A la luz de estos hechos y circunstancias, he determinado que a Estados Unidos le conviene alejarse de las restricciones por país de origen, aplicadas anteriormente durante la pandemia de COVID-19, y adoptar una política de viajes aéreos que basada principalmente en sobre la vacunación, para avanzar en la reanudación segura de los viajes aéreos internacionales a los Estados Unidos”, afirmó el mandatario. Las restricciones a los viajes, impuestas a principios de 2020 de manera extraordinaria, prohibían la entrada a viajeros no estadounidenses hayan estado en uno de los países del espacio Schengen, en el Reino Unido, Irlanda, China, India, Sudáfrica o Brasil. Algunos países americanos ya no tenían restricciones de viaje a Estados Unidos desde principios de año.

Normas
Entra en El País para participar