El voluntariado universitario tiene perfil femenino

Fundación Mutua Madrileña presenta su estudio anual sobre la actividad en España

Voluntarias universitarias participan en una acción solidaria promovida por la Fundación Mutua Madrileña.
Voluntarias universitarias participan en una acción solidaria promovida por la Fundación Mutua Madrileña.

La pandemia, que todo, o casi todo, ha trastocado, ha dejado también huella en las instituciones universitarias, que han debido renunciar a la presencialidad en las aulas como medida para frenar el avance del virus. Y ese distanciamiento social ha repercutido en los proyectos de voluntariado que estas instituciones académicas venían canalizando desde hace más de 20 años, limitando algunas de las acciones que llevan a cabo y cambiando el perfil del alumnado que más colabora de las ramas más sociales hacia las sanitarias, según refleja el IX Estudio sobre Voluntariado Universitario, elaborado por la Fundación Mutua Madrileña y correspondiente al curso 2020-2021.

En este informe han participado 36 universidades, públicas y privadas, el 43% del total de centros en España (hay 83 universidades, según datos del Ministerio de Educación), y 75 ONG.

Durante este curso se percibe una disminución de los proyectos, ya que muchos se realizan en colaboración con ONG o asociaciones y estas no han podido retomar sus actividades presenciales o adaptarlas a la nueva normalidad. La ausencia de alumnos en las aulas también ha sido un condicionante negativo. Las universidades españolas, tanto públicas como privadas, que han participado en este estudio colaboraron en un total de 1.822 programas de voluntariado. Durante el curso 2020/2021 el 55,5% de las universidades encuestadas reconoce haber realizado menos actividades que el año anterior

Las universidades de Murcia, Complutense y Santiago son las que más proyectos impulsan

Entre las universidades que destacan por impulsar el mayor número de programas de voluntariado se encuentran la Universidad de Murcia, con 252 iniciativas, la Universidad Complutense de Madrid (184) y la Universidad de Santiago de Compostela (175).

La pandemia ha repercutido también en el perfil académico de los alumnos que colaboran en actividades solidarias. El perfil dominante hasta ahora, el de la rama de ciencias sociales y jurídicas, cae al tercer puesto, superado por los estudiantes de la rama de ciencias y ciencias de la salud, que son los que han tenido una mayor involucración (45%), y los alumnos de procedentes de la rama de artes y humanidades (29%).

Una cosa que no ha cambiado la pandemia es que el perfil del voluntario sigue siendo mayoritariamente femenino, con un 72% de representatividad, cuatro puntos más que el año anterior. Tampoco ha podido el virus con la vinculación de los jóvenes con las entidades sin ánimo de lucro, pues en el último año el 49% de los voluntarios que colabora con las ONG se encuentra en la etapa universitaria, frente al 44% del año anterior.

El 89% de las iniciativasse realizan en España

“Aunque es cierto que hay más mujeres universitarias que hombres (56% de mujeres en el curso 2020-2021, datos del INE), esta diferencia no explica por sí sola que el 72% de las voluntarias universitarias sean mujeres. Un componente sociológico puede explicar esta diferencia, en el sentido de que tengan una actitud más comprometida para ayudar a los demás”, señala Lorenzo Cooklin, director general de la Fundación Mutua Madrileña.

Un total de 10.500 personas han participado en actividades de voluntariado universitario en el curso 2020-2021, dedicando a estas tareas una media semanal de 3,9 horas. Y las universidades que más voluntarios contabilizan son la Universidad de Santiago de Compostela (2.451 alumnos), la Universidad de Girona (1.377) y la Universidad de Navarra (700).

Más acciones locales

El ámbito del voluntariado internacional es el que más se ha resentido durante el curso pasado. “Las restricciones de movimiento y los cierres de fronteras han influido para que algunos proyectos de cooperación internacional se hayan visto interrumpidos”, reconoce Cooklin. “En paralelo, la crisis económica que se ha derivado de la pandemia ha provocado que emerjan muchas necesidades a nivel local a las que era esencial darles respuesta. El coronavirus ha traído así notables consecuencias negativas, pero también ha hecho que nuestra sociedad, y en especial los más jóvenes, hayan sacado a relucir su cara más solidaria cuando más se les ha necesitado”, destaca el director general de la Fundación Mutua Madrileña. Así, el 89% de las acciones impulsadas durante el curso pasado a través de las universidades españolas se han desarrollado en España y, más concretamente, en el entorno local o regional de la propia universidad.

Menores, colectivos en riesgo de exclusión social y personas con diversidad funcional han sido los proyectos más impulsados por las universidades.

También se observa una mayor duración en la continuidad los proyectos. El 86% de los programas que se realizan a través de la universidad se prolongan durante más de tres meses, un 10% más que el curso anterior.

“El estudio ratifica que el compromiso de los jóvenes sigue intacto y que responden cuando más se les necesita y se saben adaptar a las circunstancias, tal y como ha puesto a prueba la pandemia”, concluye Cooklin.

Premio a la solidaridad de los estudiantes

El IX Estudio sobre Voluntariado Universitario se ha realizado con motivo del lanzamiento de la IX edición de los Premios al Voluntariado Universitario, unos galardones que buscan reconocer y dar visibilidad a la labor solidaria de los estudiantes, así como ayudar económicamente al impulso y sostenimiento de los proyectos.

La Fundación Mutua Madrileña reparte 35.000 euros en premios, divididos en un primer premio de 10.000 euros y cinco segundos premios de 5.000 euros cada uno. El plazo de presentación de candidaturas concluyó el 29 de octubre. “Estamos muy satisfechos con las cifras de participación de esta edición, a pesar de que muchos proyectos nos han manifestado que les hubiera gustado participar, pero que debido a las limitaciones impuestas por la pandemia se han visto obligados a aplazarlo”, relata Lorenzo Cooklin.

“En total, hemos recibido 78 candidaturas que abarcan diferentes ámbitos y que proceden de 61 universidades, que supone un 73% del total de centros de España, lo que viene a demostrar que el voluntariado sigue más vivo que nunca, que los jóvenes saben arrimar el hombro cuando más se les necesita y que han sabido adaptarse a las nuevas circunstancias. Son todo un ejemplo a seguir”, destaca el director general de la Fundación Mutua Madrileña.

Normas
Entra en El País para participar