Crónica de Bolsa

El Ibex se anota un 1% gracias al dato de empleo de EE UU y Pfizer

En la semana el selectivo se anota un 0,8%

Mapamundi Bolsas Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Las Bolsas refrendaron este viernes las subidas impulsadas por un dato de empleo en EE UU mejor de lo previsto que despeja las dudas de una ralentización económica. Se crearon 531.000 puestos de trabajo y la tasa de paro cayó al 4,6%. Ayudó, y no poco, el anuncio de Pfizer de un fármaco que reduce el riesgo de hospitalización o muerte por Covid-19 hasta un 89%.

El Ibex se anotó un 1% y recuperó los 9.100 puntos. Las subidas estuvieron protagonizadas por los valores turísticos, aupados por el avance de Pfizer: Meliá se disparó un 8,2%, IAG se anotó un 6,1%, Amadeus sumó un 4,7% y Aena, un 3,6%. Por contra, Siemens Gamesa recortó un 3,1% y Almirall se dejó un 2,2%.

En el balance semanal, el selectivo español se quedó a la zaga de las subidas de las Bolsas europeas en plena temporada de publicación de resultados del tercer trimestre, que han llevado al Stoxx 600 a revalidar sus máximos históricos. El Cac francés se anotó un 3,1%, mientras que el Euro Stoxx 50 sumó un 2,6% y el Dax, un 2,3%. La subida del viernes permitió al Ibex anotarse un 0,8% en la semana y superar los 9.100 puntos.

La cautela mostrada por los bancos centrales sobre la retirada de las ingentes compras de deuda y sobre el arranque de la subida de los tipos de interés ha hecho su efecto en las rentabilidades de deuda soberana, aplacando su escalada. La Reserva Federal de EE UU cumplió con lo previsto y puso en marcha el tapering. A partir de este mes reducirá el monto de las compras de deuda mensuales a razón de 15.000 millones de dólares. Eso sí, abre la puerta a adoptar futuras medidas en función de la dirección de la economía y moderando su mensaje sobre la transitoriedad del alza de los precios.

Por su parte, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, logró, esta vez sí, despejar las dudas sobre la inflación en la zona euro al apuntar como "muy improbable" una subida de tipos en 2022, y el Banco de Inglaterra pospuso su decisión al respecto un mes más.

Unos mensajes que calaron especialmente en las rentabilidades de la deuda soberana, que habían subido en las últimas semanas. La rentabilidad del bono estadounidense a diez años se aleja del 1,7% alcanzado a finales de octubre para situarse en el 1,5%, despejando los temores a una corrección en Wall Street. En Europa, el bund toma distancia del terreno positivo que llegó a rozar esta semana (-0,06%) y baja al -0,28%. Una tendencia que también se deja ver en los bonos periféricos: el bono español modera su rentabilidad al 0,4%, lejos del 0,6% de principios de semana, mientras que el italiano al mismo plazo cae al 0,9%, frente al 1,2% del pasado lunes. Una evolución que ha marcado la marcha de la banca en España, con Sabadell dejándose un 3,3% en la semana. BBVA y Santander recortaron un 0,59% y un 0,23%, respectivamente.

Las firmas de análisis mantienen sin embargo su preocupación por la escalada de la inflación. "Creemos que la Fed está subestimando la persistencia de la inflación y esperamos que los yields americanos suban y un empinamiento de la curva con el tiempo", apuntan desde Amundi.

En Bank of America apuntan que "en un entorno de mayor volatilidad de los tipos debido a la elevada incertidumbre sobre la inflación, creemos que las entradas en los fondos de crédito serán probablemente más lentas de lo que hemos visto el año pasado".

El barril de Brent cierra la semana sobre los 82 dólares y se aleja de los máximos de tres años tras la decisión los países productores de crudo (OPEP+) de mantener en 400.000 el aumento de la producción para diciembre.

Presión sobre las renovables

Vestas. El profit warning lanzado por Vestas esta semana ha arrastrado a Siemens Gamesa, que lidera las caídas del Ibex en la semana, con un 19,8%. La compañía danesa, uno de los mayores fabricantes de turbinas eólicas del mundo ha optado por rebajar sus estimaciones de beneficios para este año, lo que ha lastrado además a las compañías renovables de la Bolsa española. Solaria se deja un 9,1%, mientras que Acciona cede un 5,3%. A ellas se suman las caídas de PharmaMar (-9,6%) y Grifols (-6,5%).

Normas
Entra en El País para participar