MásMóvil acelera en la migración a la fibra de los clientes de cable de Euskaltel

Prevé alcanzar los 2,11 millones de hogares pasados a final de 2021

Pone en marcha nuevas vías de comercialización de la nueva red

MásMóvil acelera en la migración a la fibra de los clientes de cable de Euskaltel
Getty Images

MásMóvil ha trazado nuevos planes de despliegue para acelerar el proceso de migración desde el cable tradicional a la fibra óptica en los tres mercados de origen de Euskaltel: País Vasco de la mano del propio operador, Asturias con Telecable y Galicia con R. Tres marcas claves en tres regiones del norte que pasaron a manos de MásMóvil durante el pasado verano tras cerrar la compra de Euskaltel por cerca de 3.000 millones de euros, incluida la deuda.

En términos generales, Euskaltel contaba con 1,71 millones de unidades inmobiliarias pasadas con fibra óptica en septiembre pasado: 849.000 en País Vasco, 822.000 en Galicia y 44.000 en Asturias. La intención de la compañía es alcanzar los 2,11 millones a final de año: 979.000 en País Vasco, 976.000 en Galicia y 158.000 en Asturias. Es decir, busca ampliar su red en cerca de 400.000 nuevas unidades inmobiliarias en los últimos meses del año.

El proceso no acabará ahí, porque, en su conjunto, Euskaltel y el resto de filiales cuentan con 2,89 millones de unidades pasadas entre cable y fibra en sus territorios: 1,22 millones en País Vasco, 1,21 millones en Galicia y 462.000 en Asturias.

En una reciente intervención en San Sebastián, Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil, señaló que la compañía invertirá 350 millones de euros en los próximos tres años en el País Vasco, en la modernización de su red a fibra, en nuevos despliegues de fibra y en desplegar la tecnología móvil 5G. El directivo indicó que Euskaltel alcanzará el millón de hogares disponibles con su oferta de fibra, un 75% de la población total del País Vasco.

Además, la compañía está trabajando en varias vías para la expansión del negocio de fibra en las tres regiones de origen de Euskaltel. Así, en las zonas en las la operadora que cuenta con cobertura propia de fibra óptica, bien por despliegue bien por acuerdos con otras telecos, la operadora ha dejado de comercializar servicios basados en el cable.

Al mismo tiempo, de manera progresiva, la teleco se está poniendo en contacto con los clientes que están dentro de la huella de fibra, pero que todavía están recibiendo el servicio a través del cable, para ofrecerles el cambio a la nueva red. MásMóvil cambia la instalación y el descodificador al usuario, introduciendo la tecnología tecnología WiFi 6, de forma gratuita.

De igual forma, MásMóvil, dentro de este proceso de modernización de la red de Euskaltel, está implantando la tecnología de fibra basada en el estándar XGS-GPON, capaz de ofrecer velocidades de acceso de hasta 1 Gbps.

Compromisos

La dirección de la compañía que dirige Meinrad Spenger, dentro de los términos adelantados en el proceso de la opa sobre Euskaltel, se comprometió a priorizar los despliegues y comercialización de la fibra óptica en sus regiones de origen.

El grupo MásMóvil que cuenta ya con más de 1,2 millones de clientes en Euskadi, y dispone de una red móvil 5G que actualmente ya cubre al 57% de la población vasca.

Entrada de un inversor para el futuro despliegue

Movimientos. El sector está muy pendiente de los movimientos de MásMóvil de cara a los despliegues de fibra en País Vasco, Galicia y Asturias, en las zonas en las que no tiene presencia en su red. Según fuentes del sector, son cerca de 1,1 millones de hogares entre las tres regiones.

Inversor. La operadora estudia dar entrada a un inversor en este proyecto, de cara a recibir respaldo financiero, y acelerar el proceso de despliegue. No sería la primera vez que MásMóvil hace un movimiento similar. En mayo pasado, MásMóvil vendió al operador mayorista de fibra Onivia la mayoría del capital de una filial que gestionaba una red de fibra de 1,1 millones de viviendas en zonas rurales, por 390 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar