Eólica

Siemens Gamesa cierra el ejercicio con pérdidas de 627 millones

Cartera de pedidos de 32.542 millones y previsión de mejora de márgenes en 2022

Siemens Gamesa cierra el ejercicio con pérdidas de 627 millones

Siemens Gamesa (SG) perdió 627 millones en 2021, un "complejo año" para el fabricante de aerogeneradores, que cierra el ejercicio al 1 de octubre. El grupo renovable redujo un 31,69 % sus números rojos, aunque los resultados negativos de tres dígitos siguen lastrando su balance.

En el lado positivo, la filial de Siemens Energy contabilizaba al pasado 30 de septiembre una cartera de pedidos de 32.542 millones, tras un incremento del 7,6 %. Con la proyección al alza del negocio eólico, a cuenta de la descarbonización de la economía, los grandes fabricantes de aerogeneradores, como la propia SG, Vestas y GE, además de los chinos Envision y Xinjiang, no consiguen rentabilizar esas expectativas.

La empresa, cuyo consejero delegado es Andreas Nauen, sí prevé una mejora de márgenes para 2020. Con la estimación de que el Ebit (beneficio neto de explotación) vuelva a ser positivo y suponga entre un 1 % y un 4 % de las ventas consolidadas, que en 2021 superaron los 10.100 millones, un 7,5 % más.

SG justifica sus pérdidas de 2021, cuando Nauen esperaba volver a los beneficios, porque se han disparado los costes. No solo los derivados de la cadena de suministro, que afectan a toda la industria, también por las inversiones adicionales para la puesta en marcha de la nueva turbina 5.X. La inflación de las materias primas ha jugado asimismo en contra.

El productor de turbinas cree que este escenario negativo se mantendrá durante el próximo año. Las divisiones que han aportado rentabilidad han sido la de eólica marina y la de servicios, que es la que más margen deja. En la primera, los próximos años se abrirán numerosas subastas en diferentes países para la adjudicación de nueva generación off shore.

Andreas Nauen ha manifestado que "operamos en un entorno difícil, con dinámicas de mercado complicadas a corto plazo y sin visibilidad sobre cuándo se normalizarán los problemas de la cadena de suministro. SG cierra su balance de 2021 con una Deuda Financiera Neta de 207 millones, el cuádruple que hace un año. Tiene líneas de crédito disponibles por importe de 4.443 millones, de los que ha dispuesto 1.346 millones.

Parte de las expectativas de SG están puestas en las decisiones efectivas que se tomen en la cumbre mundial de Glasgow contra el cambio climático, que redundarían en beneficio de su negocio eólico.

De todas formas y con el escenario actual, para 2022 espera un descenso de las ventas entre el 2 % y el 7 %. A medio plazo mantiene su objetivo de consolidar un margen Ebit del 8 % al 10 %. Lo conseguiría en los ejercicios 2024 o 2025

Normas
Entra en El País para participar