Infraestructuras

Acciona prevé crecer al menos un 15% en ebitda este año pese a la "inestabilidad regulatoria" española

El informe de tendencia de negocio, que sustituye al financiero, recoge una cartera récord de 17.830 millones en infraestructuras

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales.
El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales.

Acciona ha estrenado esta tarde la dispensa de remitir el tradicional informe financiero trimestral a la CNMV, tras la entrada en vigor en mayo de la Ley 5/2021, y ha pasado a informar sobre tendencias de negocio. Al cierre de septiembre, la empresa dice seguir cómoda con la previsión de crecimiento de un mínimo del 15% en el ebitda para la totalidad del ejercicio respecto a 2020.

Remarca, sin embargo, que "la situación de inestabilidad regulatoria en la que está inmerso en la actualidad el sector eléctrico español podría tener implicaciones en cuanto al cierre del ejercicio en curso y del siguiente". Acciona se refiere a la posible afectación de los resultados financieros y en la generación de flujos de efectivo.

El ratio de deuda neta frente al ebitda debería concluir el ejercicio por debajo de un múltiplo de cuatro. Y la empresa señala que los resultados operativos y financieros en el tercer trimestre "han continuado en general con la tendencia positiva observada en el primer semestre a pesar de los efectos vigentes del Covid-19". Sin desvelar cifras, la compañía que preside José Manuel Entrecanales apunta que ha obtenido "mejoras significativas" frente a los resultados de septiembre de 2020.

Acciona viene de sacar a Bolsa su división de Energía, con la venta de un 17,3% a 26,73 euros por acción. La operación generó un ingreso de 1.500 millones brutos para la matriz, que ha podido reducir su apalancamiento con la caja entrante.

También se mantienen las previsiones de Acciona Energía "a pesar de una producción más baja de lo esperado". La capacidad instalada es de 11.203 MW (9.139 MW consolidados), desde los 10.694 MW de diciembre del año pasado gracias a una inversión de 750 millones (el objetivo es de 1.000 a 1.100 millones en el ejercicio). En cuanto a la producción, el alza es del 3,2% en comparación con el volumen de septiembre de 2020 tras la nueva capacidad sumada en Chile y México.

La división energética busca oportunidades en Brasil, EE UU y Perú que pueden sumar 1 GW a la cartera de proyectos maduros y ofrecer carga de trabajo en 2022 y 2023.

En infraestructuras, la empresa dice acelerar el nivel de actividad y su cartera, de 17.830 millones, fija un nuevo récord. El incremento del volumen económico de los contratos por ejecutar es del 20% desde que comenzó el año. A esta suma se añaden otros 8.124 millones en ingresos esperados por la operación de concesiones, dejando la cartera total en 25.954 millones.

El área inmobiliaria tiene 1.602 unidades en preventa, con un aumento del 97% y equivalentes a 466 millones de euros. El negocio se ve impulsado por la venta de Greystar (455 unidades de built to rent) en la zona madrileña de Méndez Álvaro.

Y Bestinver alcanza activos bajo gestión por 7.202 millones, con un alza del 13% en lo que va de año.

La inversión neta del grupo en los nueve meses llega a los 1.400 millones, con los citados 750 millones en energía, 219 millones en el inmobiliario o los 34 millones empleados para la adquisición del fabricante de motos eléctricas Silence.

Normas
Entra en El País para participar