Farmacéuticas

Novartis sale de Roche 20 años después del fracaso de un matrimonio imposible

Vende por casi 18.000 millones el 33% del capital de su competidor. Es un movimiento más de remodelación del grupo

Logo de Novartis en una de sus oficinas en Suiza
Logo de Novartis en una de sus oficinas en Suiza REUTERS

Acaba lo que hace dos décadas se vio como un movimiento para forzar la fusión de los dos gigantes farmacéuticos suizos. Novartis comunicó este jueves que ha acordado vender su participación en su competidor Roche, al que venderá esas acciones por 20.700 millones de dólares (unos 17.917 millones de euros).

De esta forma, pone fin a una participación que vinculó a las dos de las mayores farmacéuticas del mundo. Novartis poseía el 33% de las acciones con derecho a voto de Roche.

La participación en Roche es un remanente de un intento fallido hace 20 años por el entonces director ejecutivo de Novartis, Daniel Vasella, de empujar a su competidor hacia una fusión. Sin embargo, las compañías siguieron funcionando de forma independiente y Roche no dio ningún paso encaminado a una integración.

El acuerdo alcanzado es una más de las medidas de Vas Narasimhan, consejero delegado de Novartis, que tiene el objetivo de remodelar la farmacéutica. La semana pasada, Narasimhan anunció que está explorando opciones para Sandoz, la unidad de medicamentos genéricos del grupo, que ha sufrido por la erosión de los precios y por la dura competencia en el sector.

En 2018, Narasimhan se deshizo también de la participación de Novartis en una empresa conjunta de salud con GSK, para centrarse en medicamentos innovadores. A nivel interno, también eliminó una quinta parte de los proyectos de investigación para centrarse en los que más probabilidades de éxito tienen.

“Después de más de 20 años como accionista de Roche, llegamos a la conclusión de que ahora es el momento adecuado para monetizar nuestra inversión”, declaró Narasimhan, consejero delegado de Novartis.

Novartis, que se anotará en sus cuentas una plusvalía de alrededor de 12.000 millones, destacó que esta participación en Roche le ha reportado ganancias de más 5.160 millones, incluyendo dividendos, con una rentabilidad anualizada en dólares del 10,2%.

Roche paga 356,93 francos suizos (alrededor de 337,92 euros) por cada acción con derecho a voto. Este importe es un 13% más bajo que el último precio de cierre.

La transacción está sujeta a la aprobación de los accionistas de Roche en la junta general extraordinaria que se celebrará el 26 de noviembre.

Roche cancelará las acciones

Roche indicó que la compra de este paquete de 53,3 millones de títulos será financiado a través de la emisión de deuda, añadiendo que pretende cancelar las acciones adquiridas una vez completada la transacción.

Asimismo, apuntó que el porcentaje de acciones en free float aumentará del 16,6% actual al 24,9% tras la cancelación.

Normas
Entra en El País para participar