Renovables

El 'profit warning' de Vestas hunde a los fabricantes de turbinas: Siemens Gamesa cae el 10%

Las acciones de la danesa ceden un 16% y las de Nordex recortan, un 9,6%

El 'profit warning' de Vestas hunde a los fabricantes de turbinas: Siemens Gamesa cae el 10%

Jornada de fuertes recortes para los fabricantes de aerogeneradores en las Bolsas europeas. Las acciones de Siemens Gamesa caen un 10% y las de Nordex, un 9,6% después de que su competidor, el danés Vestas, haya revisado a la baja las previsiones de beneficio para el año, ya que los precios de las materias primas aumentaron y la pandemia perturbó las cadenas de suministro. Las acciones de Vestas encajan un recorte del 16%.

La danesa, uno de los mayores fabricantes de turbinas eólicas del mundo continúa esperando alcanzar unos ingresos de entre 15.500 y 16.500 millones de euros, pero ahora prevé lograr un margen de EBIT antes de partidas especiales de alrededor del 4%, frente a la anterior horquilla de entre el 5% y el 7%.

Además de Vestas, otra firma danesa, Orsted, el primer operador mundial de parques de energía eólica marina, ha dotado 335 millones de cargos extraordinarios por la baja velocidad del viento, y ha indicado que los resultados del ejercicio estarán en la parte baja del rango de previsiones.  Las pérdidas han contagiado a otros valores ligados a las energías renovables, como la propia Acciona (en calidad de accionista de referencia de Nordex) o Solaria, que pierden un 4% y un 8%, respectivamente.

"Con la inestabilidad de la cadena de suministro y los altos costos de componentes, materiales y transporte que se espera que duren a lo largo de 2022, así como las crecientes crisis climáticas y energéticas que hacen que nuestras soluciones sean cada vez más importantes, nuestro enfoque pasa por mitigar el impacto de factores externos para proteger la rentabilidad y ejecutar en nuestro estrategia sin comprometer la seguridad o la calidad", señala el presidente y consejero delegado de Vestas, Henrik Andersen. La compañía explica que el descenso en su resultado de los nueve primeros meses de 2021 refleja el desarrollo negativo del beneficio operativo (Ebit) y el impacto de atípicos hasta septiembre.

Los ingresos del fabricante danés entre enero y septiembre alcanzaron los 11.036 millones de euros, un 4,6% más que un año antes, con un volumen de pedidos de 9.100 millones, incluyendo 3.000 millones en nuevos encargos durante el tercer trimestre. Entre julio y septiembre, el beneficio neto de Vestas se redujo un 57,6% respecto del mismo periodo de 2020, hasta 123 millones de euros, mientras que sus ventas sumaron 5.538 millones de euros, un 16,1% más.

"El trimestre se caracterizó por la inestabilidad de la cadena de suministro y el aumento de los precios de la energía, así como una acelerada inflación de materias primas, transporte y componentes de turbinas, que afectó gravemente la rentabilidad y limita la visibilidad", señaló el presidente y consejero delegado de Vestas, Henrik Andersen.

Normas
Entra en El País para participar