Economía

Sánchez cree que el alza de la inflación debería tener un horizonte "limitado"

Cree una obligación el alcanzar un gran acuerdo climático en el G20

Pedro Sánchez, durante el primer día de la cumbre del G20 que se celebra en Roma.
Pedro Sánchez, durante el primer día de la cumbre del G20 que se celebra en Roma. Getty Images

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, asegura este domingo en una entrevista al diario italiano La Repubblica que "la inflación tiene algunos elementos estructurales pero tiene más que ver con la situación económica, que debería tener un horizonte limitado", al respecto del aumento de los precios y de la energía.

Sánchez, que se encuentra en Roma participando en la cumbre de líderes del G20, agregó que el parón por la pandemia provocó "la paralización de la economía, con una caída sin precedentes del PIB" y que "esto también se ha traducido en ahorros forzosos por parte de los ciudadanos: de ahí el actual repunte de la economía", lo que ha permitido que España haya "recuperado los niveles de empleo prepandémicos".

Señaló además que "el programa Next Generation EU crea un horizonte de grandes inversiones que nos conducirán a un crecimiento muy sólido en los próximos años". Respecto a los temas afrontados en el G20 como el del clima y las dificultades de que se llegue a un acuerdo, Sánchez aseveró que "no hay alternativa" y que se tiene "el deber y la obligación de llegar a un acuerdo", según recoge Efe.

El presidente del Gobierno aseguró que fue España el primer país que acuñó el término 'transición ecológica justa", porque "sin justicia social no puede haber una transición apoyada por la sociedad en su conjunto, que debe sentirse protagonista", y explicó que durante los últimos años en el país "se han cerrado minas sin disputa social". "Con un enfoque de colaboración público-privada en el que, junto a sindicatos y empresas, hemos ofrecido un horizonte de reinserción laboral, recalificación y, por tanto, de transición del uso de combustibles fósiles a la apertura de plantas de energías limpias", agregó.

Ante el compromiso del G20 de ayudar a que se vacune el 70 % de la población mundial, el presidente español habló de la necesidad de "transferir conocimientos al resto de países para que puedan empezar a producir vacunas; la transferencia de tecnología; la aceleración de la transferencia de dosis a terceros países" y apuntó que a finales de año España espera haber donado 30 millones de dosis, especialmente en Latinoamérica y África.

Preguntado sobre las tensiones sobre la derogación de la reforma laboral, Sánchez se limitó a contestar: "Con la reforma laboral pretendemos reconstruir un consenso que se rompió con la contrarreforma de Rajoy en 2012. Debemos alinear la educación y formación de jóvenes y trabajadores hacia nuevas formas de empleo con normativas laborales que miran al futuro".

Normas
Entra en El País para participar