Tecnología

Por qué TikTok y el agua embotellada nutren las carteras de los ricos chinos

Jack Ma, fundador de Alibaba, pierde el trono de los más acaudalados y cae al quinto lugar P Las grandes fortunas chinas crecen el 24% en el último año

El fundador de Alibaba, Jack Ma, en su superyate Zen en Mallorca
El fundador de Alibaba, Jack Ma, en su superyate Zen en Mallorca REUTERS

Los estragos de la pandemia no han perturbado a las grandes fortunas chinas. Los ricos del país asiático han crecido un 24% en el último año, de acuerdo a la lista de los más acaudalados publicada por el Forbes local, Hurum.

La clasificación, que incluye a las personas que poseen un patrimonio neto de al menos 2.000 millones de yuanes, unos 310 millones de dólares, ha crecido hasta aglutinar a 2.918 nombres que amasan una fortuna conjunta de 5,3 billones de dólares.

Lejos quedan los tiempos que el fundador de Alibaba, Jack Ma, o el dueño de Evergrande, Hui Ka Yan, lideraban este ranking. En 2021 el hombre más rico de china es Zhong Shansha, de 67 años y dueño de la firma de agua embotellada Nongfu Spring. La empresa debutó en la Bolsa de Hong Kong el año pasado, donde llegó a subir más de un 200% en solo siete meses para moderar después su escalada. Además, es propietario de la farmacéutica Wantai Biological Pharmacy Enterprise, que se habría visto impulsada por la demanda masiva de pruebas del Covid-19. Su fortuna asciende a 60.500 millones de dólares.

La segunda posición es para el fundador de ByteDance, Zhang Yiming, dueño de la aplicación TikTok. A sus 39 años atesora unos 52.800 millones de dólares gracias a una empresa creada hace poco menos de diez años y al boom de los vídeos cortos.

La app ha superado los 1.000 millones de usuarios en tres años y solo en el primer trimestre de 2021 registró más de 300 millones de descargas en todo el mundo. Un éxito que llevó a su matriz a planear su salida a Bolsa en Hong Kong, si bien, ha optado por posponerla hasta finales del próximo año ante el aumento de la regulación china a las firmas tecnológicas.

Redistribución del dinero

Jack Ma, fundador de Alibaba, ha descendido por su parte del primer al quinto puesto de la lista. Su riqueza se ha recortado un 36%, hasta los 39.600 millones de dólares. El empresario, desaparecido de la vida pública desde enero de este año tras haber criticado el sistema de control financiero del país –hace unas semanas se le pudo ver en Ibiza en un barco valorado en 206 millones de dólares–, ha estado el ojo del huracán del Gobierno chino.

De un lado, Alibaba recibió la mayor multa por monopolio de la historia del país, 2.800 millones de dólares, y por otro lado, se vio forzado a cancelar la salida a Bolsa de la fintech Ant Group, que aspiraba a convertirse en la mayor de la historia y captar unos 3.000 millones de dólares al colocar en el mercado el 11% de su capital.

La presión contra las tecnológicas también ha hecho mella en los bolsillos del fundador de Tencent, Ma Huateng, que ha visto como su fortuna se reducía a 49.200 millones de dólares.

Bajo el lema de “prosperidad común”, el Gobierno chino ha iniciado una ofensiva contra los superricos del país y trata de impulsar la redistribución de la riqueza de forma más equitativa entre una población de 1.400 millones de personas.

El Ejecutivo de Xi Jinping tiene entre sus objetivos a medio plazo “regular los ingresos excesivamente altos” y “alentar a las personas y empresas de altos ingresos a regresar más a la sociedad”, según aseguró el presidente del país asiático en una de las últimas reuniones del Partido Comunista Chino.

A esto se suma además la decisión del Ejecutivo de elevar la presión regulatoria a las grandes compañías tecnológicas, con Alibaba a la cabeza, y las empresas de servicios educativos. A algunas de estas últimas les ha vetado obtener beneficios. Un control que ha llevado también a limitar el tiempo que los menores chinos pueden pasar con los videojuegos para combatir su adicción.

A pesar del fuerte repunte del número millonarios en China, sus fortunas están aún muy lejos de ocupar los primeros puestos entre los más ricos del mundo. Según Forbes, el excéntrico fundador de Tesla y SpaceX, Elon Musk lidera el ranking, con una fortuna superior a los 250.000 millones de dólares. Le sigue Jeff Bezos, creador de Amazon, con 196.000 millones, y Bernard Arnault, con 186.000 millones. Hay que bajar hasta el puesto número 13 para encontrar a un español, Amancio Ortega, que atesora una fortuna de 82.000 millones.

El fundador de Evergrande pierde el 70% de su riqueza

  • Castigo. La crisis de Evergrande ha pasado factura a la fortuna del fundador de la que fuera la segunda mayor inmobiliaria del país que adeuda a sus acreedores más de 300.000 millones de dólares. Hui Ka Yan ha visto cómo su riqueza mermaba en 25.000 millones de dólares en el último año, hasta los 11.300 millones de dólares. La caída en gracia de la compañía, que ha dejado en el aire miles de casas por construir en el país y ha impagado ya varios cupones de emisiones de bonos tanto en moneda local como en euros, ha resentido su bolsillo.
  • Puesto 70. Hui Ka Yan ha pasado así de ser la quinta fortuna del país a la número 70, pese a que llegó a encabezar la lista hace cuatro años. Un recorte que puede ir más allá aún. Esta misma semana las autoridades chinas le habrían pedido al multimillonario que utilizara su riqueza personal para aliviar la creciente crisis de deuda de la empresa. Además, los gobiernos locales de China también estarían monitoreando las cuentas bancarias de Evergrande para garantizar que el efectivo de la empresa se utilice para completar proyectos de viviendas sin terminar y no se desvíe para pagar a los acreedores.
Normas
Entra en El País para participar