Noticia patrocinada

El desafío financiero del cambio climático tras la pandemia

La Conferencia Internacional de Banca, que se celebra hoy bajo el lema Punto de inflexión: Funciones y responsabilidades en el mundo posCovid, organizada por Banco Santander, tiene como objetivo apoyar un crecimiento más sostenible

El desafío financiero del cambio climático tras la pandemia

La crisis sanitaria causada por la expansión mundial del Covid-19 vino acompañada de otra económica de la que comenzamos a ver las primeras señales de recuperación gracias al final de las restricciones y también gracias a la colaboración público-privada durante todos estos meses. La pandemia ha supuesto una auténtica transformación para la sociedad en su modelo organizativo, pero una vez pasados los momentos más críticos es momento de pasar de la improvisación a la sistematización.

La eurozona creció un 2,2% durante el segundo trimestre de este año, según datos de Eurostat y la Comisión Europea prevé un aumento para el PIB en su conjunto del 4,8% en 2021 y del 4,5% en 2022. El plan de estímulos europeo, Next Generation, contempla un fondo de recuperación dotado con 750.000 millones de euros para ayudar a los países más golpeados por la pandemia, con el foco puesto en la transición digital y la transición climática.

Y es que durante las restricciones de movimiento los avances fueron palpables. En España, en concreto, los estudios de Greenpeace desvelan que el nivel de NO2 en Madrid pasó de una media de 47 en enero de 2020 a 12 en abril de ese mismo año. Los valores de Barcelona descendieron desde los 36 de media a 15 en los mismos meses, y en Sevilla, de 33 a 8. Pero con el fin de las restricciones esas cifras han quedado atrás.

Entre los ponentes españoles destacan: Ana Botín, Nadia Calviño y Pablo Hernández de Cos

La comunidad internacional revisará en la cumbre climática COP26, que se celebra desde ayer hasta el próximo 12 de noviembre en Glasgow (Reino Unido), los progresos que se han producido desde el Acuerdo de París de 2015 y buscará nuevos compromisos para intentar evitar que las temperaturas a final de siglo suban más de 1,5 °C respecto a los valores preindustriales.

En este camino, la Unión Europea ha asumido una posición de liderazgo. El objetivo es claro: recortar emisiones en un 55 % en 2030 respecto a 1990 y alcanzar la neutralidad climática en 2050. Pero la emergencia climática requiere que todos los estados trabajen a la misma velocidad. Para lograrlo, la clave, al igual que en la recuperación tras el Covid-19, se encuentra en la estrecha colaboración del sector público y privado (y social). En España, el grupo para el Crecimiento Verde, compuesto por gran parte de las grandes empresas del IBEX 35 y un nutrido grupo de pymes, es una muestra de ello.

Cita internacional

Para debatir sobre todas estas cuestiones Banco Santander celebra hoy, 2 de noviembre, la Conferencia Internacional de Banca, una cita que se ha convertido en referencia mundial en el sector financiero y que en esta edición pone el foco en el punto de inflexión en el que nos encontramos, y en el que todos los actores: personas, empresas, gobiernos, educadores, ONG y organizaciones multilaterales deben asumir sus funciones y responsabilidades mutuas y con la sociedad.

La jornada, que comienza a las 9:30 horas con la intervención de la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, puede seguirse a través de la página de la Conferencia Internacional de Banca. A lo largo del encuentro se debatirá sobre el compromiso climático y la COP 26. La cita también pondrá el foco sobre la Unión Europea y las economías emergentes, ya que no hay que olvidar que los países menos desarrollados suponen un bloque que reúne a 46 Estados de África, Asia-Pacífico y el Caribe con más de 1.000 millones de personas. Además, también se hablará sobre las lecciones aprendidas y el futuro de las pandemias. Por último, habrá espacio para la regulación, la transformación de la economía y para las divisas digitales y la tecnología en los mercados.

Entre los ponentes de la cita, destacan, además de Ana Botín, Nadia Calviño, vicepresidenta primera y ministra de Economía y Transformación Digital; Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España; o Theodor Weimer, director ejecutivo de Deutsche Börse Group.

Normas
Entra en El País para participar