Coyuntura

Los precios industriales se disparan un 23,6%, su mayor alza en 44 años, por la energía

Los precios de los productos energéticos se han disparado el 60% en 12 meses

Reactor nuclear en Flamanville, Francia.
Reactor nuclear en Flamanville, Francia. AFP

Los precios industriales subieron un 5,2% en septiembre respecto a julio, su mayor alza mensual desde febrero de 1975, y se dispararon un 23,6% en tasa interanual, casi seis puntos más . Un crecimiento récord en 44 años que se debe al al encarecimiento de la energía, según ha informado el INE. Con el repunte interanual de septiembre, el más elevado desde diciembre de 1977, los precios industriales encadenan nueve meses consecutivos de aumentos interanuales, y con una tendencia alcista acelerada.

Entre los sectores que impulsaron el repunte de los precios industriales en septiembre destaca la energía, que elevó su variación anual 18,6 puntos, hasta el 59,8%, su tasa más alta desde el inicio de la serie, en enero de 1976, debido al encarecimiento de la producción, transporte y distribución de energía eléctrica y, en menor medida, de la producción de gas y del refino de petróleo. La energía supone 4,7 puntos de los 5,2 que suben los precios en términos mensuales.

El índice mide los precios que cargan las instalaciones industriales; así, los precios de la electricidad (es decir, los que cobran las generadoras) suben un 305% sobre el año pasado en el caso de la energía eólica, que en un mes se dispara el 50%, y un 239% anual (44,4% mensual) para la térmica. La comercialización de energía eléctrica es un 25% más caro que un año antes. El refino de petróleo o la venta de gas también marcan fuertes alzas interanuales, aunque por debajo de la media.

No obstante, el repunte de los precios energéticos se está filtrando ya a otros bienes; excluyendo los productos energéticos los precios industrial están subiendo a un ritmo del 8,8%. Los bienes intermedios, por su parte, incrementaron siete décimas su tasa interanual, hasta el 16,8%, con alzas de mucho peso en la metalurgia y la química, dos sectores en los que ya sea la energía o los hidrocarburos son una materia prima fundamental. De este modo, la fabricación de derivados del hierro se encarece un 75% sobre el año pasado, la de aluminio, el 42%, y los estirados, un 50% (en frió) y un 75% (en caliente).  Suben también los precios en la fabricación  de caucho, o papel y cartón y productos para animales de granja.

Los bienes de consumo no duradero también elevaron su tasa interanual en septiembre, dos décimas, hasta el 4%. Sube el aceite de oliva un 50% en un año, y la pasta alimenticia, un 4% en el mes.

Normas
Entra en El País para participar