OPV

Atrys Health saltará al continuo en diciembre tras refinanciar su deuda

La empresa negocia con la banca un nuevo crédito ‘bullet’ a siete años

Atrys Health saltará al continuo en diciembre tras refinanciar su deuda Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La Bolsa española tendrá un nuevo miembro antes de fin de año. Se trata de Atrys Health, una compañía dedicada a la telemedicina que ya cotiza en BME Growth y prepara para su salto al mercado continuo para el mes de diciembre. Antes espera cerrar la refinanciación de 78 millones de su deuda.

Atrys Health saltó al mercado, en aquel entonces el MAB, en 2016. Desde ese momento la compañía ha llevado a cabo una intensa campaña de crecimiento con compras, entre las que destacan la portuguesa Lenitudes –especialista en radiodiagnóstico, medicina nuclear, radioterapia y quimioterapia– o la firma de prevención de riesgos laborales Aspy. Durante el primer semestre del año alcanzó los 41,7 millones de facturación y los 10,63 millones de ebitda.

La compañía que pilotan Santiago de Torres e Isabel Lozano ahora se prepara para dar el siguiente paso. Y este es, con una capitalización de más de 600 millones, saltar a la Bolsa sénior. Para ello ha contratado a Norgestión, JB Capital Markets, Renta 4 y Andbank como asesores de la operación.

La compañía ya ha remitido a la CNMV el folleto de salida a Bolsa. Y está a la espera de contar con la autorización del regulador para lanzar definitivamente la operación. Está previsto que esta tenga lugar durante el mes de diciembre. Y será a través de un mero listing, sin venta de acciones. La empresa prepara para 2022 una ampliación de capital para financiar su futuro crecimiento ya cotizando en el mercado continuo.

El objetivo de la empresa con este movimiento es ampliar su base inversora. “Contamos con grandes fondos especializados en tecnología y salud interesados en invertir en la empresa, pero que solo pueden participar en el mercado continuo y no en BME Growth”, asegura De Torres.

Refinanciación

Antes de rubricar su salto a la Bolsa sénior, Atrys espera cerrar una nueva financiación. La compañía cuenta con una deuda neta de 138 millones y con una caja de unos 30 millones. La mayor parte de este pasivo corresponde con diversos créditos bancarios, que suman unos 78 millones de euros.

La idea de la compañía es unificar todos estos préstamos en uno solo. Y que este goce de un menor precio y un vencimiento más prolongado. La idea es contar con una estructura tipo bullet –en la que la compañía solo pagará intereses durante el periodo de la financiación y solo tendrá que devolver el principal a vencimiento, una solución bancaria similar al funcionamiento de los bonos e idónea para compañías en crecimiento–, que expire a los siete años.

Atrys cuenta además con otro préstamo hipotecario ligado a un edificio en Portugal, que será amortizado con su venta. Y con sendas emisiones de bonos, que suman 60 millones de euros y expiran en 2025. De esos 60 millones en deuda cotizada, 10 millones corresponden con unos convertibles, que la previsión es que se conviertan en capital al vencimiento. Los 50 millones restantes corresponden con una emisión que cotiza en el MARF y paga un interés del 5,5%.

Normas
Entra en El País para participar