Salud

Las farmacéuticas vuelcan ahora sus esfuerzos en las terapias para el Covid-19

La EMA incluye en revisión a una opción de MSD. Nueve tratamientos están a la espera de la aprobación y 82 están en I+D

Medicamentos Covid Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El siguiente hito para la industria farmacéutica en la lucha contra la pandemia de Covid-19 es encontrar una terapia eficaz contra el virus. Tras el éxito de las primeras vacunas que han copado el mercado, los esfuerzos de las compañías se vuelcan ahora en los tratamientos. Gilead ya recibió una autorización para su medicamento Veklury y, ayer mismo, la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés) sumó a una alternativa de MSD al grupo de terapias que tiene en revisión.

La EMA ha comenzado lo que denomina evaluación continua del antiviral oral molnupiravir, desarrollado por MSD (Merck Sharp & Dohme) en colaboración con Ridgeback Biotherapeutics. Esta revisión facilita la aceleración de la aprobación de la terapia, ya que analiza los datos de forma paralela al avance de los ensayos clínicos como respuesta a la emergencia sanitaria.

Actualmente, la EMA evalúa nueve terapias. Junto al antiviral de MSD, suma alternativas de Lilly (dos medicamentos), la sueca Sobi, Roche, la coreana Cell­trion, Regeneron, GSK y AstraZeneca.

La firma estadounidense MSD ya solicitó este mes a la FDA (el organismo homólogo a la EMA en EE UU) la aprobación de su antiviral oral, provocando una fuerte revalorización en Bolsa del grupo de Nueva Jersey, que en el último mes ha visto ascender su capitalización más de un 10%.

De momento, la única compañía que ha recibido el visto bueno es Gilead, con su terapia Veklury, no exenta de polémica. Esta compañía reutilizó una molécula que había probado frente a otros virus y que nunca fue aprobada, lo que le permitió dar una respuesta rápida en plena pandemia y facilitó una rápida aprobación, ya en 2020, cuando todavía las vacunas estaban en experimentación. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace un año insistía en que Veklury tiene poco o ningún efecto sobre la duración de la estancia en el hospital o las posibilidades de supervivencia de los pacientes, algo que la compañía niega.

De hecho, el fármaco se ha convertido en un motor de crecimiento para Gilead, tal como reconoció la empresa en los últimos resultados publicados, correspondientes hasta mitad de año. De abril a junio, ingresó 829 millones de dólares por este medicamento en todo el mundo. Y, además, revisó al alza la previsión de facturación de este fármaco para todo 2021, hasta situarlo en una horquilla de 2.700 a 3.100 millones.

La industria suma otras muchas iniciativas en investigación que buscan la eficacia contra este coronavirus. La EMA recoge asesoramiento para 82 moléculas que están en investigación. Entre ellas se encuentran iniciativas de grandes farmacéuticas como Pfizer, Sanofi, la alemana Merck, AbbVie, Alexion o Boehringer Ingelheim. La española PharmaMar también dispone de una alternativa, pero la EMA no la señala en ese listado.

La novedad terapéutica

Dentro de las moléculas que la EMA está revisando se encuentran seis basadas en la novedad de los conocidos como anticuerpos monoclonales. Se trata de los proyectos de Lilly, Roche, Celltrion, Regeneron, AstraZeneca y GSK. Estas empresas están utilizando anticuerpos creados en laboratorio para vencer al SARS-CoV-2, una vía que ya se ha utilizado frente a algunos tipos de tumores y enfermedades autoinmunes.

Los anticuerpos son proteínas que el cuerpo humano lanza como respuesta cuando detecta un antígeno, al que se adhiere, con lo que permite que comience la respuesta inmune. Las versiones monoclonales son creadas artificialmente gracias a las herramientas de biotecnología y se empezaron a usar como fármacos biológicos contra el cáncer.

Una alternativa en ingresos a las vacunas

El éxito de las primeras vacunas del Covid ha provocado que la entrada de nuevos competidores se endurezca. De hecho, Sanofi y CureVac han renunciado recientemente a dos de sus alternativas en vacunas por llegar tarde o no mejorar las versiones ya aprobadas. Por eso, los tratamientos eficaces para frenar la pandemia son todavía una vía para las farmacéuticas presentes en la lucha contra el Covid-19 y un negocio más fructífero en el que centrarse.

Pfizer, BioNTech, Moderna, Johnson & Johnson (a través de su filial farma Janssen) y AstraZeneca ingresaron de forma conjunta 23.103 millones de euros en el primer semestre gracias a sus vacunas del Covid.

Los datos de la consultora especializada Airfinity indican que hasta finales de septiembre se han fabricado algo más de 7.000 millones de dosis. Para final de año prevé que se hayan producido 12.227 millones de las vacunas que actualmente están aprobadas y a junio del próximo año sean 24.448 millones de unidades, según una reciente presentación pública, lo que implica una cobertura de 3,13 dosis por persona en todo el mundo.

Normas
Entra en El País para participar