Telefónica ‘cuida’ de la acción de su filial en Brasil con nuevas recompras

La autocartera llega al 0,69% del capital de la filial, de la que Telefónica posee casi un 74%

Las dudas sobre los planes del Gobierno castigan a los mercados

Sede de Telefónica Brasil.
Sede de Telefónica Brasil.

Telefónica Brasil ha vuelto a poner en marcha el plan de recompra de acciones. La compañía comunicó que ha adquirido 5,62 millones de acciones, equivalentes a un 0,33% de su capital durante el tercer trimestre. El precio medio de compra es de 42,60 reales por título, con una inversión total de 239 millones de reales (casi 37 millones de euros).

Tras estos movimientos, Telefónica Brasil acumula en tesorería 11,66 millones de acciones, que equivalen al 0,69% del capital. El tamaño de la autocartera gana relevancia, si se tiene en cuenta que Telefónica posee casi un 74% del capital de su filial brasileña.

De esta manera, la operadora española parece estar tratando de cuidar el valor de la acción de su filial brasileña, en un momento de renovado castigo a los mercados financieros del país sudamericano, ante las dudas sobre los planes fiscales del presidente Jair Bolsonaro.

De hecho, entre las sesiones del jueves y viernes, la acción de Telefónica Brasil se dejó más de un 4%, hasta el entorno de los 44 reales (los ADR se dejaron en el mismo periodo cerca de un 5% en Wall Street, hasta 7,75 dólares). Estas bajadas han llevado a la acción de Telefónica Brasil a terreno negativo anual. Los ADR de la operadora, que cotizan en dólares, bajan un 10% desde enero. En términos generales, el índice Bovespa de la Bolsa del gigante sudamericano cayó más de un 4,5% en las citadas sesiones, y acumula un descenso anual del 11%.

Históricamente, la evolución de Brasil y del real ha tenido una amplia influencia sobre las propias acciones de Telefónica, que han vuelto a cotizar en los últimos días por debajo de los cuatro euros, aunque todavía se revalorizan un 17% desde enero.

En cualquier caso, pese a la bajada, el precio de la acción de Telefónica Brasil en la Bolsa brasileña está por encima del precio medio de recompra de los títulos en el tercer trimestre. En principio, la compañía tiene la puerta abierta para seguir comprando acciones propias, puesto que el programa de recompra estará vigente hasta el 27 de enero de 2022.

Dividendos

Telefónica Brasil encuadra los planes de recompra de acciones en sus políticas de remuneración al accionista. La teleco, en este sentido, ha presumido siempre de sus generosos dividendos, gracias a su capacidad de generación de caja. En los nueve primeros meses del año, ha aprobado hasta cinco remuneraciones para el inversor (bien dividendo bien la fórmula clásica de las empresas del país de interés de capital propio) por un importe conjunto de 2.000 millones de reales (unos 304 millones de euros). En 2020 alcanzó un payout del 113,6%, entre dividendos e interés de capital propio.

La compañía, que presentará próximamente los resultados del tercer trimestre, se enfrenta a dos operaciones de fuerte calado. En primer lugar, Telefónica Brasil afrontará la subasta de espectro 5G, la mayor de la historia del país, en este mes de noviembre. El Gobierno prevé unos ingresos mínimos cercanos a 10.000 millones de reales (unos 1.508 millones de euros), si bien los adjudicatarios deberán comprometer una inversión en redes de 40.000 millones de reales (más de 6.030 millones de euros).

El regulador Anatel subastará frecuencias de las bandas de 700 MHz, 2,3 GHz, 3,5 GHz y 26 GHz, y los interesados deberán presentar sus ofertas el 4 de noviembre.

Telefónica Brasil, igualmente, está pendiente del cierre de la adquisición de los activos de telefonía móvil de su rival Oi, junto con América Móvil y TIM. El desembolso del grupo español rondará los 900 millones de euros. La transacción debe recibir el visto bueno del Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE).

Un mercado clave para el grupo

Estratégico. Brasil es uno de los cuatro mercados estratégicos del grupo Telefónica, junto a Alemania, Reino Unido y España. A lo largo de los últimos años, ha reducido su peso en el grupo, como consecuencia de la depreciación del real frente al euro. En el primer semestre, aportó el 16,3% de los ingresos de la compañía.

Clientes. Brasil es el primer mercado de Telefónica en clientes, con 97 millones al cierre de junio, cinco millones más que en la misma fecha del año anterior. De ellos, 80,96 millones eran de móvil, con un total de 47 millones de contrato.

Ingresos. En el primer semestre, Telefónica Brasil elevó los ingresos un 3,2%, hasta 10.649 millones de reales (unos 1.743 millones de euros), gracias al segmento móvil y al avance en los despliegues de fibra.

Normas
Entra en El País para participar