Banca

La morosidad de la banca sube al 4,43%, pero los expertos descartan que sobrepase el 7% en 2023

La cifra se situó en 53.543 millones, por encima de los 53.644 millones que alcanzaba el mes previo

Detalle de la fachada del Banco de España, en una fotografía de archivo. EFEChema Moya
Detalle de la fachada del Banco de España, en una fotografía de archivo. EFE/Chema Moya EFE

La morosidad del sector financiero se situó el pasado mes de agosto en el 4,43% del total del crédito, por encima del 4,39% del mes anterior, con lo que rompe con dos meses a la baja.

Según los datos publicados este viernes por el Banco de España, el cómputo total de los créditos considerados dudosos -con, al menos, tres cuotas consecutivas sin pagar- se situó en 53.543 millones, por encima de los 53.644 millones que alcanzaba el mes previo. Esta cifra representa
un ascenso del 0,2%, que se traduce en 101 millones más.

En comparativa anual, los dudosos se redujeron un 8% a pesar de la crisis derivada del Covid-19. El Gobierno ha puesto en marcha medidas para enfrentarla como los avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

El saldo financiado se situó en agosto en los 1,2 billones de euros, con un descenso del 0,9% respecto a julio y del 1% en comparativa interanual.

Por tipo de entidades, en la banca la morosidad fue del 4,37%, por encima de la registrada el mes precedente (4,33%) e inferior al registrado hace un año (4,67%). Los dudosos contabilizaron 50.717 millones sobre un total de 1,16 billones.

Para los establecimientos financieros, la morosidad se situó en el 6,53% en el octavo mes del año, nivel algo por encima del de julio, que fue del 6,5%, pero por debajo al de hace un año, cuando se situó en el 7,05%. Los dudosos para estas entidades se cifraron en 2.600 millones sobre un total de 39.816 millones.

Pese a este ligero repunte de la morosidad, todos los bancos mantienen que tras el final de las medidas económicas de apoyo a las empresas por el Covid, como la de los créditos ICO, que finaliza en abril del próximo año, no se producirá un aumento significativo de los impagos. Las estadísticas que manejan expertos y banqueros colocan el aumento de la tasa de mosoridad en un máximo del 7%, porcentaje que, aunque alto, está lejos de las cifras que se manejaban al inicio de la pandemia, que los situaba en dos dígitos, incluso en el 13%.

Ls CEO de Bankinter, María Dolores Dancausa, primer en presentar los resultados del banco hasta septiembre, descartó el jueves una subida importante de la mora.


Normas
Entra en El País para participar