Resultados

Línea Directa sube sus ingresos un 5,3% hasta niveles previos al estallido del Covid

El beneficio de la compañía cayó entre enero y septiembre un 13,4% por el aumento de la siniestralidad

Miguel Ángel Merino, consejero delegado de Línea Directa.
Miguel Ángel Merino, consejero delegado de Línea Directa.

Línea Directa, que debutó en Bolsa el pasado abril, ganó 86,3 millones entre enero y septiembre del año, un 13,4% menos que en igual periodo del año pasado, pero sus ingresos subieron un 1,1%, hasta los 682,6 millones, y se situaron por encima de lo logrado en el mismo plazo de 2019, antes de que estallara el Covid. 

La firma explica el aumento de su facturación por primas de por el incremento de la actividad comercial como a la capacidad para retener la cartera. Por ramos, en Autos, que representa el 83% del negocio, los ingresos se situaron en 563,3 millones (-0,7%, ligeramente mejor que el mercado, que descendió un -0,9%), en un entorno en el que la venta de automóviles de ocasión está sustituyendo la matriculación de vehículos nuevos y la competencia es cada vez mayor.

LINEA DIRECTA 1,53 -1,48%

Los ingresos de la compañía en el segmento de Hogar superaron los 97 millones de euros, lo que supone una mejora en el periodo del 8,4%. En Salud, ramo en el que el grupo opera bajo la marca Vivaz, los ingresos por primas crecieron un 23,9%, batiendo ampliamente al mercado (+5,3%), hasta cerca de 21 millones.

Este comportamiento de los ingresos de la compañía se explica por un incremento de las ventas netas hasta el tercer trimestre del 5,2%, hasta las 439.848 pólizas, lo que ha permitido a Línea Directa incrementar su base de clientes por encima de los 3,3 millones de asegurados (+4,5%), con un crecimiento destacado en todas las líneas de negocio. En Motor, el grupo alcanzó los 2,5 millones de pólizas (+3,2%); en Hogar suma ya 698.000 asegurados (+7,2%), y en Salud los 98.000 (+23,7%).

El resultado técnico de la compañía alcanzó hasta septiembre los 89,6 millones de euros, lo que supone un descenso del 18,2% respecto al mismo periodo de 2020, ejercicio extraordinario por la caída de la siniestralidad como consecuencia de la pandemia y las medidas de restricción de la movilidad. En comparación con 2019, el resultado mejora un 11,1% a pesar de la recuperación de la movilidad. A ello se suma una mejora del resultado financiero hasta los 22,1 millones de euros (+21,3% respecto a 2020 y +2,1% sobre 2019) en un entorno marcado por los bajos tipos de interés.

Con todo ello, el beneficio antes de impuestos del grupo alcanzó los 115 millones de euros (-13,4%) y el beneficio neto se situó en 86,3 millones (-13,4%). En comparación con el tercer trimestre de 2019, el beneficio mejora un 5,9%. Así, Línea Directa ha mantenido su nivel de rentabilidad (ROE) por encima del 34%, uno de los más elevados del sector.

A pesar del efecto en las cuentas de la recuperación de la movilidad y la frecuencia a niveles prepandémicos, del incremento de la severidad de los accidentes, de los atmosféricos y de la recuperación de la actividad sanitaria que había quedado paralizada por el Covid-19, Línea Directa Aseguradora ha logrado mejorar un punto porcentual respecto a 2019 su ratio combinado, al 86,4%.

Por su parte, la contención de los gastos y la reducción de los gastos de adquisición, que compensó el incremento de gastos administrativos derivado del proceso de salida a Bolsa, han permitido mejorar en un punto porcentual la ratio de costes, hasta el 20,5%.

Línea Directa Aseguradora ha logrado además un trimestre más mantener su ratio combinado de forma muy destacada por debajo de la media del mercado en los diferentes ramos en que opera. En Autos se situó en septiembre en el 84,7% (+4 p.p.), 5,4 puntos porcentuales por debajo del 90,1% que registraba el sector a cierre del segundo trimestre, último dato disponible de ICEA. En Hogar bajó más de 3 puntos, al 90,3%, frente al 98,6% de media de la competencia, y en Salud se redujo en 13,6 p.p., al 152,8%, tras reducir la siniestralidad por debajo del 100%, al 98,7%, por primera vez desde el lanzamiento de Vivaz en 2017.

Dividendo

El pasado 7 de octubre la compañía, por acuerdo del Consejo de Administración, distribuyó un segundo dividendo a cuenta de los resultados de 2021 en efectivo de 0,023 euros brutos por acción por un importe de 25,7 millones de euros.

El pago se suma a los 26,6 millones que el grupo ya abonó como primer dividendo a cuenta del ejercicio el pasado julio, de forma que hasta la fecha ha retribuido a los accionistas con un total de 52,3 millones con cargo a los beneficios del primer semestre del año, lo que implica un pay out del 90%. Tras esta distribución el margen de solvencia de la compañía se sitúa en el 200%, un nivel de solvencia confortable que se sitúa muy por encima del mínimo regulatorio.ura.

Normas
Entra en El País para participar