Private equity

El capital riesgo se dispara en España hasta los 5.000 millones este año

La inversión sube un 18,4% frente al mismo periodo del año anterior con 618 operaciones

Ignacio de la Torre, economista jefe de Arcano; Juan López del Alcázar, socio de Transacciones de EY; y Aquilino Peña, presidente de Ascri.
Ignacio de la Torre, economista jefe de Arcano; Juan López del Alcázar, socio de Transacciones de EY; y Aquilino Peña, presidente de Ascri.

El capital riesgo anticipa una recuperación potente de la economía española. La inversión del sector en el mercado español roza hasta septiembre los 5.000 millones de euros, un 18% más que en el mismo periodo del año anterior, repartidos en 618 operaciones, según los datos publicados por Ascri, la patronal del sector.

El presidente de la patronal, Aquilino Peña, pronosticó en la conferencia anual para gestoras de capital privado y sus inversores, organizada por EY y Ascri, que el sector cerrará el ejercicio con cifras superiores a las de 2020. Ha ponderado que el apetito de los fondos internacionales por España se mantiene constante, así como el desarrollo del venture capital, que en este año pulveriza sus propios máximos. La cifra global de inversión se quedará, en principio, por debajo de los 8.000 millones que registró en 2019, el récord hasta ahora del sector.

La cifra confirma que el descenso en la inversión en España durante 2020 fue algo coyuntural y los grandes fondos siguen apostando por España. Concentraron más del 80% de las inversiones. Las gestoras nacionales también incrementaron ligeramente su inversión hasta los 925 millones.

Detrás de esta mejora de los datos están las cuatro grandes operaciones, de más de 100 millones, registradas, que concentraron más de la mitad del volumen de inversión total, de 2.540 millones. Se trata de la toma de Urbaser por Platinum, la inversión de Oakley y Apax en Idealista, la compra de Alvinesa por ICG y la última ronda de financiación de Job and Talent.

El middle market (operaciones de entre 10 y 100 millones de valor) también avanza hasta rozar los 1.500 millones con 79 operaciones, un 8% más que en 2020, gracias a la llegada a este segmento de fondos internacionales. El venture capital, por su parte, ha pulverizado su propio récord con 1.221 millones, más del doble de los 511 millones registrados durante 2020.

La captación de fondos (fundrising, en la jerga) se situó en los 1.348 millones, pese a caer un 6% en el año. El dinero de los fondos disponible para invertir (drypowder) alcanza los 4.330 millones. Las desinversiones, por su parte, fueron de 856 millones.

Normas
Entra en El País para participar