El Ibex cae un 0,8% por el castigo a la banca

Los precios del petróleo siguen por las nubes, en máximos de tres años, con el caos en China por Evergrande como otra clave negativa para la renta variable

Un operador en la Bolsa surcoreana, en Seúl.
Un operador en la Bolsa surcoreana, en Seúl. AP

Ni las referencias procedentes del exterior ni las locales ayudaron al Ibex 35 a mantenerse sobre los 9.000 puntos. En una jornada en la que las caídas de Bankinter acabaron contagiando al resto de entidades cotizadas, el selectivo español concluyó como el índice más castigado de Europa tras bajar un 0,87%.

La entidad que preside María Dolores Dancausa fue la encargada de abrir la temporada de resultados de la banca. Aunque logró que su beneficio se disparase por las plusvalías obtenidas con la salida a Bolsa de Línea Directa, las cifras no lograron convencer a los inversores y Bankinter retrocedió un 5,5%, perdiendo los cinco euros por acción. El resto de entidades se sumaron a la corriente bajista. Sabadell cayó un 3,44%; Santander, un 1,38%; CaixaBank, un 2,86% y BBVA, un 2,9%. Los descensos de la entidad que preside Carlos Torres se vieron agravados por la rebaja de tipos en Turquía y la caída de la lira.

IBEX 35 8.241,70 -0,71%
EUROSTOXX 50 4.080,15 -0,68%
Petroleo Brent 71,410 2,189%
AUD x EUR 0,6215 0,534%

En el lado opuesto se situaron CIE Atomotive (4,72%), Fluidra (2,24%), Grifols (1,85%) e IAG (1,82%). Pese al temor de la aparición de una nueva variante en Reino Unido, la aerolínea logró poner freno a tres sesiones consecutivas a la baja en las que se dejó un 15,8%.

El resto de Bolsas europeas no lograron escapar a las ventas. La caída del 12,5% de las acciones de Evergrande en su regreso al mercado después de tres semanas de suspensión pasaron factura al resto de Bolsas europeas. El Dax alemán cedió un 0,32%; el Cac francés, un 0,29%; el Ftse británico, un 0,45% y el Mib italiano, un 0,21%. La ruptura de las negociaciones para la venta de la filial de gestión de fincas acerca a Evergrande a la quiebra. Este fin de semana concluye el periodo de gracia de 30 días desde su primer impago y aunque la compañía logró aplazar tres meses el vencimiento de una emisión de bonos en dólares, los inversores temen que la inmobiliaria no logre escapar de la quiebra.

Coincidiendo con el cierre de los mercados europeos, Wall Street cotizaba con signo mixto en una sesión en la que las peticiones semanales de desempleo se situaron en las 290.000 solicitudes. Los resultados en Estados Unidos están batiendo las expectativas, con el 86% de las firmas del S&P superando las previsiones. Pero hay excepciones. IBM y Tesla, por ejemplo, sufrieron caídas en el mercado after hours, tras presentar sus resultados.

Estas expetitativas empujaron al alza a la rentabilidad del bono a 10 años que se sitúa en el 1,66% y contagia al resto de refrencias. La deuda alemana con vencimiento en 2031 se sitúa al filo del 1% mientras la española sube al 0,52% en una jornada en la que el Tesoro vendió 5.053 millones en bonos y obligaciones a 5 y 15 años a tipos más altos. En deuda con vencimiento en 2026 el organismo que dirige Carlos Cuerpo adjudicó 3.370,25 millones al -0,079%, frente al -0,367% de la puja anterior. Para la referencia a 15 años se colocaron 1.683,25 millones al 0,949%, superior al 0,682% previo.

Normas
Entra en El País para participar