Televisión

‘El juego del calamar’, nuevo talismán para las cuentas de Netflix

La plataforma supera las previsiones del trimestre gracias a la serie coreana.

El grupo espera cerrar el año con más de 222 millones de suscriptores de pago

Fans de la serie El juego del calamar en Kuala Lumpur
Fans de la serie El juego del calamar en Kuala Lumpur AFP

El juego del calamar, la producción surcoreana estrenada el 17 de septiembre y de la que todo el mundo habla, se ha convertido en el nuevo talismán para las cuentas de Netflix. Es el programa que más les ha ayudado a disparar las cifras de audiencia de enero a septiembre, periodo en el que la mayor plataforma de streaming del mundo ha duplicado sus beneficios frente al mismo periodo del año anterior, hasta los 4.508 millones de dólares (3.876 millones de euros). Su facturación también se elevó hasta los 21.988 millones de dólares, por encima de los 18.351 millones alcanzados en los nueve primeros meses de 2020, en plena pandemia.

La serie distópica asiática se ha convertido en el mejor estreno de la historia de la plataforma al sumar 142 millones de espectadores en sus primeras cuatro semanas de emisión y ya es la serie más vista en 94 países, incluido EE UU, pese a que la producción ha desatado tanta admiración como rechazo.

La trama de El juego del calamar arranca con el protagonista, Seong G i-hun, un hombre endeudado que es contactado por los organizadores de una competición que podría suponer la solución a todos sus problemas. Allí se encontrará con 455 personas de diferente clase social, todas con los mismos números rojos, dispuestas a luchar a vida o muerte por un premio millonario.

La competencia que vive el protagonista de la serie surcoreana podría compararse con la de Netflix en su negocio, donde no puede bajar la guardia ante otros gigantes como HBO, Disney, Amazon o Apple. Pero esta vez, en la presentación de sus resultados, la compañía capitaneada por Reed Hastings fue optimista. Agregó 4,4 millones de suscriptores entre julio y septiembre, superando los 3,84 millones esperados por los analistas. Así, a cierre del tercer trimestre, la plataforma de televisión contaba con 213,56 millones de suscriptores de pago en todo el mundo, un 9,4% más de los que tenía hace un año, y espera cerrar el año con 222,06 millones.

Avalancha de series

Los analistas contaban con que los usuarios se iban a enganchar a Netflix en masa en cuanto comenzara a lanzar una gran cantidad de contenido retrasado hasta la segunda mitad del año debido al parón en las grabaciones por el Covid-19. Y la compañía dijo que espera agregar 8,5 millones de suscriptores en el cuarto trimestre, frente a la estimación de 8,33 millones, según los datos del IBES de Refinitiv. “Estamos en un territorio desconocido. Tenemos tanto contenido en el cuarto trimestre como nunca antes”, dijo Hastings. La compañía dijo que espera que el calendario de lanzamientos para 2022 sea más normal, salvo retrasos por la pandemia.

En cuanto a las previsiones para el último trimestre del año, Netflix espera cerrar el periodo de septiembre a diciembre con ingresos de 7.712 millones de dólares, un 16,1% más, con un beneficio de 500 millones y una caída del 47% respecto a 2020.

El grupo explica este abrupto descenso interanual previsto por el calendario de lanzamiento de grandes producciones de la recta final del año. Esa avalancha “se traduce en un mayor gasto en contenidos y menores márgenes de explotación”. De hecho, el margen operativo del último trimestre “será de aproximadamente el 6,5%, frente al 14% del cuarto trimestre de 2020”. Con ello, cerrará el año con un margen operativo del 20% “o ligeramente superior”.

El presidente del grupo reforzó con todo la estrategia de apostar por una programación variada y de alta calidad. El objetivo es enganchar a los espectadores largos periodos de tiempo. En concreto, Hasting citó la quinta temporada de La casa de papel (en inglés Money Heist) y la tercera temporada de Sex Education como dos de las series de éxito en el trimestre, con 69 y 55 millones de espectadores respectivamente, que las vieron en sus primeras cuatro semanas de emisión.
La estrategia de crear contenido local le permite crecer en sus principales regiones. En EE UU y Canadá cuenta con 74 millones de suscriptores, un 10% más interanual, y en EMEA (Europa, Oriente Medio y África) 70,5 millones (un 7% más).

Netflix, que también ha apostado por vender merchandising relacionado con sus series creando su propia tienda online, ha encontrado igualmente una mina en El juego del calamar, con sudaderas con los iconos del juego o camisetas con los números de los jugadores.

Cambio en el sistema de medición de audiencias

  • Horas. Netflix ha anunciado cambios en el sistema de medición de sus audiencias. Con la modificación, que se hará efectiva a final de este año, la plataforma tendrá en cuenta el número de horas que los espectadores ven sus contenidos en vez de contabilizar usuarios que ven la serie durante los dos primeros minutos.
  • Más habitual. La empresa se ha comprometido a publicar a partir de ahora métricas con mayor regularidad, y más allá del informe de resultados, con el fin de que el sector pueda “medir mejor el éxito en el mundo del streaming”.
  • Los Bridgerton. Con el nuevo sistema, hay algunas diferencias en los rankings de las series y películas más vistas. La compañía ha detallado su top 10 de contenidos más populares con el nuevo y el viejo sistema de contabilización, si bien en el número uno coincide la temporada primera de Los Bridgerton: a fecha del 27 de septiembre, había acumulado 625 millones de horas de visionado en sus primeros 28 días en Netflix (según el nuevo sistema).
  • Mejor medida. El grupo considera que el nivel de compromiso o vinculación de los suscriptores “medido por las horas vistas es un indicador ligeramente mejor del éxito de nuestros títulos y la satisfacción de los usuarios”.
Normas
Entra en El País para participar