Los cinco grandes mercados inmobiliarios del país rozan o superan la actividad precovid

Cataluña, País Vasco y Madrid sobrepasan los niveles de 2019

La demanda de casas en propiedad gana terreno frente al alquiler

Vivienda pulsa en la foto

La recuperación de la actividad en el mercado de la vivienda coge forma y velocidad a lo largo de todo el territorio. Según las conclusiones que se extraen de la Radiografía del mercado de la vivienda en el segundo semestre del año, publicada ayer por el portal Fotocasa, los cinco grandes motores inmobiliarios están a punto de superar, o lo hacen ya con creces, los niveles prepandémicos de actividad. En concreto, Andalucía y Comunidad Valenciana rozan el porcentaje de particulares que participan de una u otra forma en el mercado, mientras que País Vasco, Madrid y sobre todo Cataluña han pasado ya por encima de los números que se registraban en febrero de 2020, inmediatamente antes de la irrupción del Covid-19.

Andalucía y Comunidad Valenciana, con un 32% y un 34% de volumen, se encuentran solo un punto por debajo del periodo precrisis, mientras que País Vasco (26%) y Madrid y Cataluña (ambos con un 36%) han superado en hasta 10 puntos los meses más duros de la pandemia.

Los grandes mercados del país despiertan de esta forma del letargo pandémico, “mostrando poco a poco la recuperación en forma de V”, detalló la directora de estudios del portal inmobiliario, María Matos. A nivel nacional, de hecho, el porcentaje de particulares que genera actividad es del 34%, tres puntos por encima del dato registrado antes del estado de alarma.

Observando los datos de penetración en el mercado de forma más pormenorizada, apuntó Matos, se pueden apreciar subidas significativas tanto en las acciones de oferta como en las de demanda, ya sea de compra o de alquiler. Sin embargo, el avance entre ambas tipologías de tenencia es desigual, “porque es la propiedad la que está impulsando con mayor ímpetu la recuperación de la actividad”.

Según los datos de Fotocasa, la demanda de vivienda en propiedad creció en España entre febrero y agosto cuatro puntos desde el 40% inicial, mientras que la de alquiler disminuyó en siete hasta el 43%. De esta forma, actualmente en España el 44% de los demandantes de vivienda busca comprar, el 43% prefiere alquilar y el 11% restante está interesado en ambas tipologías. Como conclusión, los dos demandantes “tienden a equipararse poco a poco”.

El crecimiento de la compraventa destaca en todos los segmentos de edad analizados salvo en el de los más jóvenes (de 18 a 24 años). Así, la demanda de casas en propiedad –la suma de los que han comprado y los que lo han intentado– de los que oscilan entre los 25 y 34 años ha pasado del 19% de hace seis meses al 26% actual. La compra efectiva, en consecuencia, ha escalado cuatro puntos hasta el 9%.

Entre los 35 y los 44 años, por su parte, un 24% ha realizado alguna acción de compraventa, cinco puntos más que en febrero, llevando la compra efectiva del 4% de hace seis meses al 8% actual.

Riesgo de burbuja

La fuerte recuperación del mercado de la vivienda, con una demanda creciente en la compraventa y unos niveles todavía muy altos en el alquiler, hace que muchos expertos vean posible el riesgo de una nueva burbuja inmobiliaria. Desde el comienzo de la pandemia, según los datos recabados por Fotocasa, se había moderado la percepción de un escenario de este tipo, pero entre febrero y agosto ha cambiado la tendencia y ha vuelto a repuntar. Así, la sensación de riesgo ha pasado de una nota media de 5,7 puntos (en febrero) a una de 6,1 en agosto. Los particulares achacan el riesgo a diversos motivos, pero los principales son los elevados precios del alquiler (en un 53% de los casos) y de compra (48%).

Normas
Entra en El País para participar