Tecnología

Jack Ma reaparece con un superyate en Mallorca tras un año casi desaparecido

El fundador de Alibaba no había salido del país desde que criticó las medidas del Gobierno chino

El yate Zen, saliendo del astillero.
El yate Zen, saliendo del astillero.

Jack Ma, el fundador de Alibaba y una de las mayores fortunas del mundo, está pasando unos días en España. La información ha sido publicada por El Diario de Mallorca y por el diario South China Morning Post, propiedad del conglomerado empresarial de Ma. Es la primera vez que Ma sale de China en un año, una etapa marcada por la cruzada de Pekin por controlar el crecimiento y la influencia de los gigantes tecnológicos, como la propia Alibaba o Ant Financial Group.

Fundador y principal accionista de Alibaba, Jack Ma
Fundador y principal accionista de Alibaba, Jack Ma REUTERS

Las acciones de Alibaba han subido un 9%, interpretado el viaje como una desescalada en las tensiones entre Ma y el Gobierno. Pekín bloqueó la salida a Bolsa de Ant Group poco después de que Ma criticara la regulación financiera del país en un discurso. Desde entonces Ma no había abandonado China, cuando hasta el momento pasaba un tercio de su tiempo fuera del país. Las acciones de Alibaba han subido con fuerza al conocerse la noticia.

Según el South China Morning Post, Ma estaría en España "para un circuito de estudio tecnológico relacionado con asuntos medioambientales". No obstante, tanto Diario de Mallorca como Financial Times  informan que Ma llegó este fin de semana desde China y que su barco, el Zen, ha recalado en Andratx tras pasar unos días en ibiza.

El Zen es un megayate de 88 metros de eslora valorado en 170 millones de euros, según otra publicación china, The Standard. Según este diario, Ma habría volado a España acompañado de algunos amigos y socios empresariales. Antes de eso pasó un tiempo en Hong Kong atendiendo reuniones sociales y de negocios.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de @thesuperyachtenthusiast

El Gobierno chino, que permitió el crecimiento desaforado de las grandes tecnológicas del país, empezó el año pasado una cruzada para controlar el poder de este sector. Ma, que logró convertirse en el hombre más rico de China tras elevar su conglomerado a la categoría de gigante, lleva meses "desaparecido" después de que en octubre del año pasado pronunciase un polémico discurso en el que se mostró crítico con la estrategia de Pekín de minimizar los riesgos en el sistema financiero.

Poco después, los reguladores chinos suspendieron la salida a bolsa de Ant Group, la tecnofinanciera ('fintech') de Alibaba, al amparo de una normativa más restrictiva para el sectorque forzó la reestructuración del grupo. Su salida a Bolsa por 31.000 millones, que se preveía para noviembre, habría sido la mayor de la historia. Por su parte, Alibaba fue multada con una sanción récord de 2.500 millones de euros por abuso de poder, y Ant Financial fue obligada a reestructurar su organización para separar negocios y mitigar el riesgo. En paralelo, Pekín ha aplicado restricciones de actividad tanto a firmas financieras como de entretenimiento.

Tras este episodio, Ma dejó de aparecer en público hasta que, a finales de enero de 2021, grabó un discurso para saludar a los ganadores de un premio que otorga su fundación. En la primera comparecencia pública tras el encontronazo, en enero, señaló estar determinado para dedicarse a la educación y el bienestar. Hace pocas semanas Alibaba anunció que dedicaría 13.000 millones al plan del Gobierno para reducir la desigualdad y alcanzar una "prosperidad común". Esta "reaparición" frenó las especulaciones sobre su paradero tras los roces con Pekín, pero desde entonces el magnate ha optado por un perfil bajo con contadas apariciones públicas.

Normas
Entra en El País para participar