Juicios para 2026: cuando recurrir sí merece la pena

Un abogado consigue adelantar su caso para noviembre de 2021: dos años y medio antes de lo previsto

Juicios para 2026: cuando recurrir sí merece la pena

Recurrir los señalamientos fijados para 2026. Es la única estrategia que les queda a los letrados para evitar que la resolución de sus asuntos se dilate años y años en los tribunales. Y, en ciertas ocasiones, funciona. Este es el caso reciente de un juicio fijado para mayo de 2024 en un juzgado de lo social en Sevilla que ha sido reagendado para el próximo 22 de noviembre. Dos años y medio antes de lo previsto.

La congestión en los juzgados no es algo nuevo, aunque hay algunos órganos especialmente saturados. La duración media de un asunto civil en España es de 9 meses y 4 días. Sin embargo, el tribunal más lento, según los datos que arroja la plataforma de análisis predictivo Jurimetría, es la Audiencia Provincial de Huesca, que tarda en resolver una media de 30 meses y 5 días. Para zanjar un asunto en el orden social hay que esperar 11 meses y 16 días de media. Cifras que pulveriza el juzgado número 3 de Sevilla, en donde se tarda 36 meses y 3 días en conseguir una sentencia.

Las estadísticas no reflejan aún el impacto de la crisis por la pandemia vivida en 2020 y 2021. De hecho, en los juzgados de lo social de Sevilla, ya se están señalando juicios para 2026. Para Daniel Sánchez, letrado que consiguió adelantar el citado asunto fijado para 2024, se trata de una “auténtica aberración jurídica y un atropello al derecho de los justiciables”. El abogado anima a sus compañeros a recurrir los señalamientos. Y, si no los estima el letrado de la Administración de justicia, “volver a recurrir para que se pronuncia el juez”.

A las pruebas se remite Sánchez cuando enarbola la última resolución dictada por la magistrada del Juzgado de lo Social 5 de Sevilla. En ella, la jueza reconsidera la fecha prevista para la convocatoria del procedimiento, el 14 de mayo de 2024, adelantándola para el día 22 de noviembre de 2021. Como reconoce la resolución, la reorganización de la agenda provocada por el “necesario cumplimiento de las normas en materia de prevención ante la situación generada por el Covid-19” ha permitido “la reubicación de este procedimiento”.

“Cuando se quieren hacer las cosas bien, se puede”, subraya Sánchez. El letrado se muestra esperanzado y confía en que los compañeros afectados por estas situaciones puedan conseguir adelantar las vistas. De hecho, apunta, “en los juzgados de lo Social ya se están señalando juicios para el 2026”.

Tutela judicial

Daniel Sánchez interpuso un recurso contra el decreto de admisión a trámite de una demanda de despido cuyo juicio se señaló para el 14 de mayo de 2024. “La letrada del juzgado lo estimó argumentando que no podía estar más de acuerdo con la alegación de que los retrasos judiciales vulneran la tutela judicial efectiva, entre otros”, explica el letrado. En consecuencia, dispuso que adelantaría el juicio para cuando quedara “un hueco en la agenda”.

Ahora, la magistrada del Juzgado de lo Social número 5 de Sevilla confirma el adelanto del juicio. Pasa de estar señalado para el día 14 de mayo de 2024 a fijarse para el próximo 22 de noviembre. “Lo importante de esta resolución es que los operadores jurídicos tenemos que denunciar estas vulneraciones a la tutela judicial efectiva, no podemos tolerar que se fijen juicios para tres o cuatro años vista”, afirma Sánchez. “La justicia tardía no es justicia”, sentencia el letrado.

Normas
Entra en El País para participar