Energía

El Gobierno quiere para la industria más cobertura de precios fijos

En las negociaciones con las operadoras de electricidad y las empresas

Teresa Ribera, vicepresidenta tercera.
Teresa Ribera, vicepresidenta tercera.

En las negociaciones estos días entre eléctricas y grandes consumidores de energía como la industria, el Gobierno quiere mediar para lograr una mayor cobertura de tarifas fijas para el sector fabril. El porcentaje actual, del 20 %, supone un riesgo de "exposición alta" en el actual escenario de precios en máximos históricos.

Este es el planteamiento que este lunes ha trasladado en Bilbao Teresa Ribera, vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico. Añadió que hay que subir "lo máximo posible" esa cobertura del 20 %.

Sobre cancelaciones o revisiones de suministros de electricidad a largo plazo, bajo la modalidad de PPA, a Ribera le consta que "solo" una operadora, a la que no ha identificado, ha enviado cartas para materializar esos cambios. Una campaña que ya se ha frenado, según la ministra. El Gobierno ha reiterado la necesidad de prorrogar las condiciones de los contratos, firmadas antes de la actual subida de precios, o de modificarlos con las mínimas referencias al mercado mayorista, que causa esta "explosión" de las tarifas por la distorsión que provoca la cotización del gas, cuya oferta no cubre la demanda.

Ribera no está de acuerdo con la propuesta del Gobierno vasco de sacar de la tarifa una batería de costes, como las compensaciones al consumo en las islas, y de trasladarlas a los Presupuestos. Para que acaben pagando "los contribuyentes y no los consumidores", ha matizado. Estas iniciativas tienen que pasar por la vía parlamentaria, donde el PP ha cosechado tres derrotas seguidas, ha recordado.

Si la situación de alta inflación de precios continúa en el tiempo, el Ejecutivo se planteará "respuestas extraordinarias". Ribera recordó que de la tarifa normal de 40 a 60 euros por MW/hora se ha pasado a la actual de 220 a 230 euros.

Según la vicepresidenta, el precio de la electricidad va a caer, pero no ha querido poner un plazo. "Los analistas calculan que el gas natural pueda mantenerse alto hasta marzo", ha recordado, pese a lo cual, ha insistido en que los consumidores domésticos van a pagar a final de año en líneas generales lo mismo que en 2018.

Eso se va a dar gracias a que la rebaja del IVA de la factura y de la parte de los costes fijos del sistema eléctrico compensarán la subida del precio, según la ministra.

El colectivo que más preocupa al Gobierno es el de los consumidores que tienen derecho al bono social eléctrico, que ahora está vinculado a la evolución del precio en el mercado mayorista. "Vamos a incrementar la cobertura, es decir, el descuento que tienen, para que queden protegidos con independencia de cómo evolucione el precio de la energía", ha avanzado.

No ha precisado cuánto subirá esta cobertura, señalando que será lo necesario para que estos consumidores "no paguen más de lo que han pagado en los últimos años".

Por último, sobre el decreto que aprobó el pasado jueves el Congreso por el que se recortarán a las eléctricas durante seis meses los beneficios que obtienen en el mercado por los altos precios del gas y que el mismo día de su aprobación se avisó que sería modificado, la vicepresidenta ha explicado el cambio en el que trabajan.

"Se nos ha pedido que seamos mucho más precisos en cómo medimos quién está interiorizando beneficios extraordinarios y quién no; creo que es un punto correcto y es bueno hacerlo con transparencia, y esto requiere un detalle mayor que el que habíamos incorporado en el decreto ley", ha precisado.

Normas
Entra en El País para participar