Valor a examen

La lucha de IFM y Criteria pone a Naturgy en la picota bursátil

La batalla de poder entre los accionistas resta visibilidad en el largo plazo sobre la estrategia de la compañía

Naturgy pulsa en la foto

Diez meses ha tardado en cerrarse la opa de IFM sobre Naturgy y todo está aún por decidirse. El resultado de la operación no ha sido el esperado por el fondo australiano, que aspiraba a obtener entre un 17% y un 22,69% y deberá conformarse con un 10,8% del capital. IFM entrará en la energética, pero sin lograr su aspiración de obtener dos asientos en el consejo de administración. Si se mantiene el principio de proporcionalidad se quedará con uno.

El resultado, lejos de apaciguar los ánimos entre IFM y Criteria, primer accionista con el 26,7% del capital, traspasa al consejo de administración y a la junta de accionistas la pelea por el control de la empresa.

Víctor Peiro, de GVC Gaesco, incide en un informe en cómo quedará a partir de ahora el "equilibrio de poder" entre Criteria y los fondos IFM, GIP (20,6%) y el consorcio formado entre CVC y Corporación Alba (20,7%). "No está clara la alineación de intereses en las próximas decisiones clave como política de dividendos, política de presencia internacional y crecimiento en renovables".

Los que por ahora han salido ganando han sido los accionistas de Naturgy. Aquellos que optaron por vender al precio ofrecido de 22,07 euros por acción han logrado una plusvalía del 30% sobre el precio de cotización a inicios de enero. Una subida que contrasta con la caída del 3% del sectorial europeo del Stoxx 600 en lo que va de año.

Mayor ha sido la ganancia cosechada por aquellos inversores que han optado por mantenerse en el capital de Naturgy. La acción, una vez se conoció el resultado de la opa, cerró el jueves a 24,01 euros por acción tras llegar a sumar un 8% en ela sesión. El viernes, sin embargo, recortó un 3,17% para cerrar en 23,25 euros.

Por el contrario, entre los perdedores se sitúan aquellos hedge funds y pequeños inversores que preveían que la acción recortara y adquirieron en el mercado títulos con la esperanza de recomprarlos a un precio inferior. Estos se han visto obligados a deshacer sus posiciones a un precio muy superior.

¿Qué va a pasar a partir de ahora con la acción? Los analistas de Morgan Stanley creen que el mercado seguirá reaccionando positivamente, dado que hay esperanzas de que IFM siga comprando acciones en el mercado... Compras que, de igual forma, puede realizar Criteria, sin llegar a rozar el 30% que le obligaría a lanzar una opa. En la misma línea, en GVC Gaesco creen que a corto plazo "la acción se moverá en función de cuáles sean los movimientos de los accionistas: si compran más acciones o se mantienen".

La visión pesimista la muestran los analistas de Bankinter que aconsejan vender los títulos de Naturgy: "No vemos potencial de revalorización desde los precios actuales", aseguran. Y fijan un precio objetivo de 23,80 euros por acción para diciembre 2022.

Neutrales son en Banco Sabadell, donde creen que el resultado de la opa no tiene impacto en la cotización de la empresa y apuntan a que los principales catalizadores de Naturgy pasarán por la ejecución del plan estratégico hasta 2025 y de la regulación para rebajar el precio de la luz aprobada el pasado jueves. Esta contempla reducir los considerados "beneficios extraordinarios" obtenidos por las compañías eléctricas por vender energía hidráulica, renovable o nuclear por el precio de la más cara, el gas natural. Una medida que desde Sabadell estiman en 238 millones de euros de coste para Naturgy y que, apuntan, "la cotización no ha descontado en absoluto". Sin embargo, esta normativa se suavizará para aquellas empresas que ofrezcan precios de la electricidad razonables a la industria. Los valores del sector han celebrado en Bolsa que el Gobierno haya abierto la mano.

Sin cambios en su estimación también se muestran en Renta 4, donde "no ven razón para que pudiese variar la estrategia actual del grupo". Sea como sea que avance la guerra dentro del consejo de Naturgy, lo que queda claro es que con un free float tan reducido, del 20,87%, cualquier movimiento por parte de unos y otros tendrá reflejo en la acción, añadiendo el ingrediente estrella de la volatilidad.

El interrogante sobre el futuro del dividendo

Tensión. IFM llegó a reclamar durante la opa la eliminación del dividendo de Naturgy para que las medidas del Gobierno para abaratar el precio de la luz no frustrasen el plan de inversiones de la empresa. Algo a lo que se negó en rotundo Criteria. Isidro Fainé, su presidente, aseguró raudo que el dividendo de la energética era un “pilar fundamental” para ellos y la obra social de La Caixa.

Interrogantes a corto plazo. Las firmas de inversión ponen como interrogantes en el corto plazo para la evolución de Naturgy la publicación de las cuentas trimestrales y el impacto de las medidas del Gobierno ante la escalada de los precios de la luz, toda vez que el Congreso ha avalado esta semana el recorte a las eléctricas por el sobreprecio del gas.

Peso en el Ibex. La entrada de IFM en el capital de Naturgy ha reducido el free float de la compañía al 20,87%, mermando con ello el peso de la empresa en el Ibex al 1,9%, dado que ya solo se tiene en cuenta el 20% del capital frente al 40% anterior.

Normas
Entra en El País para participar