Aerolíneas

IAG cambia a su director financiero: se va Steve Gunning y entra Nicholas Cadbury

El nuevo CFO procede de Whitbread, grupo con intereses en la hostelería

Steve Gunning, director financiero de IAG, y su sucesor, Nicholas Cadbury.
Steve Gunning, director financiero de IAG, y su sucesor, Nicholas Cadbury.

Una de las figuras con mayor visibilidad de la cúpula directiva de IAG, el director financiero Steve Gunning, va a dejar la compañía. Será tras la publicación de los resultados anuales del presente 2021, pero el holding de aerolíneas ha comunicado su marcha en cuanto ha tenido asegurado un nuevo fichaje.

El cargo de responsable de las finanzas del grupo recaerá en Nicholas Cadbury, que desempeña la misma labor desde 2012 en Whitbread PLC, firma cotizada británica propietaria de los hoteles Premier Inn o de las cadenas de restaurantes Table Table, Brewers Fayre, Taybarns y Beefeater Además, el futuro CFO de IAG es consejero no ejecutivo y presidente de la comisión de auditoría de Land Securities.

El CEO de IAG, Luis Gallego, ha agradecido “el papel clave” desempeñado por Gunning especialmente ante los duros desafíos que ha impuesto la pandemia a todo el sector aéreo. “Sus esfuerzos y logros nos han permitido sortear la pandemia mejor que la mayoría de nuestro sector y garantizar que estamos bien situados para aprovechar las enormes oportunidades que se presentarán a medida que la demanda de viajes continúe recuperándose en los próximos meses”, ha remachado Gallego.

Del director financiero entrante destaca su experiencia y respeto ganado durante su “trayectoria fantástica en Whitbread, Premier Farnell y Dixons Carphone”, ha afirmado Luis Gallego.

Sin necesidad de acudir a un rescate con dinero público, como sí hicieron Lufthansa o Air France-KLM, IAG cerró el primer semestre con una liquidez de 10.200 millones de euros entre iniciativas de refuerzo de la financiación, el recorte de gastos y el aplazamiento de aportaciones a planes de pensiones de British Airways por 450 millones de libras.

Las aerolíneas del grupo se han beneficiado, eso sí, de mecanismos activados por poderes públicos para amortiguar el derrumbe de la actividad desde marzo de 2020: los 2.000 millones de libras a los que accedió British del UK Export Finance, los 75 millones del Ireland Strategic Investmente Fund para Aer Lingus, o los avales del ICO utilizados en España para levantar crédito. A ello se suman distintas emisiones de bonos por 2.025 millones hasta junio; la firma de un crédito renovable de 1.755 millones de dólares por parte de Aer Lingus, British Airways e Iberia, entre otras operaciones.

Vuelta a la rentabilidad

IAG se ha marcado como objetivo el retorno a la rentabilidad en 2022 y ofrecer el mejor resultado posible en el presente ejercicio, aún fuertemente afectado por la crisis sanitaria y las restricciones a la movilidad entre países.

Gunning ha pasado los últimos 20 años en las filas de British Airways y, posteriormente, en IAG. Ahora señala que es el “momento adecuado para buscar un nuevo desafío”. Desde su punto de vista, la empresa que engloba a British Airways, Iberia, Aer Lingus y Vueling, está “bien posicionada para aprovechar la recuperación del transporte aéreo y para emerger como un ganador estratégico en la industria”.

Normas
Entra en El País para participar