El Ibex se queda a las puertas de los 8.900 puntos por el castigo a las energéticas e Inditex

El selectivo se deja un 0,63% y el rendimiento del bono alemán sube a máximos de mayo

Pantallas del interior del Palacio de la Bolsa de Madrid, sede de BME.
Pantallas del interior del Palacio de la Bolsa de Madrid, sede de BME. EFE

La semana del Puente del Pilar arranca en las Bolsas europeas con caídas moderadas. El Ibex ha abierto a la baja, una tendencia que ha mantenido durante toda la jornada. El selectvio español concluye una caída del 0,63% y se sitúa a las puertas de los 8.900 puntos, una cota que durante mucho tiempo ha actuado como resistencia pero que ahora se convierte en soporte. Sus colegas del Viejo Continente registraron correcciones algo inferiores con la excepción del Cac francés (0,16%) y el FTSE británico (0,72%), a las que se sumaron las moderadas pérdidas de Wall Street. El S&P bajó un 0,69%; el Dow un 0,72% y el Nasdaq un 0,64%.

Si bien las mayores caídas correspondieron a Grifols (-2,46%) y Endesa (-2,14%), las cotizadas que más puntos restaron al selectivo fueron Iberdrola (-1,70%), Inidtex (-1,63%) y Cellnex (-2%), tres de las cotizadas que más peso tienen en la Bolsa española. No se libró de los recortes Naturgy (-0,92%) después de que el pasado viernes finalizara el plazo de aceptación de la opa parcial por el 22,69% a 22,07 euros por acción. Entre los ganadores, despuntaron las siderúrgicas ArcelorMittal (4.34%) y Acerinox (3%). Junto a ellas destacaron los ascensos de Amadeus (1,79%) e IAG (1,23%).

IBEX 35 8.997,00 0,81%
EUROSTOXX 50 4.182,91 0,82%
Petroleo Brent 84,920 1,095%
USD x EUR 0,8618 -0,012%

El sector de materias primas es el que más subió en Europa (3%). Los futuros del mineral de hierro acumulan un alza del 50% en las últimas tres semanas y se suman así al encarecimiento generalizado de las materias primas energéticas, que reaccionan al alza ante la fuerte demanda y los cuellos de botella en el suministro.

Las tensiones en el mercado de la energía siguen siendo de hecho el mayor obstáculo para las Bolsas europeas, con el petróleo Brent en los 83,66 dólares por barril, con una caída del 1,5%, y el West Texas, en el entorno de los 81. Las alzas de ambos rozaron el 2%. Entretanto, el euro permanece en mínimos desde julio del año pasado, en los 1,157 dólares. El mercado comienza a descontar una retirada inminente de los estímulos en EE UU con el objetivo de frenar la inflaciónLa deuda soberana se comporta como era de prever en un escenario inflacionista, con los rendimientos subiendo en prácticamente todo el planeta. El español a 10 años paga el 0,51%; el alemán al mismo plazo continúa en negativo, pero cada vez menos (-0,121%, máximos desde el pasado mayo, frente al -0,5% de hace unas semanas). La posibilidad de que el BCE hago lo mismo que la Fed y comience a retirar los estímulos antipandemia provoca una caída de los precios y una subida de las rentabilidades. El Treasury estadounidense a una década paga ya el 1,6%.

Las advertencias a los inversores sobre los riesgos de la inflación llegaron desde el propio BCE. El gobernador del Banco de Holanda Klaas Knot recordó que “el actual apetito por el riesgo en el mercado sos se sostiene con una baja inflación y bajos tipos de interés”. Insistió en que el escenario base del BCE sigue siendo el de una inflación transitoria, pero abogó por considerar también el supuesto de una mayor inflación y tipos de interés. “Porque si no lo hacemos, podemos llegar a un shock en los precios en el futuro”, ha advertido.

Aun así, y pese al temor a la inflación y sus efectos, Goldman Sachs y JP Morgan también defendían que el actual entorno de mercado ofrece oportunidades de compra e insistían en que el alza de precios será transitorio.

En Asia, las ganancias se han impuesto con total suficiencia. La tecnológica hongkonés Meituan ha cosechado subidas del 7%, después de conocerse que la multa que le ha impuesto el regulador chino ha sido muy inferior a lo esperado por el mercado. Así, el Hang Seng hongkonés ha subido un 1,71%, mientras que el Nikkei japonés ha escalado un 1,58%.

Para esta jornada no se esperan datos macro relevantes, ni en Estados Unidos ni tampoco en la zona euro. Mañana martes se conocerá el índice ZEW de confianza económica en la zona euro para octubre mientras que el miércoles se publicará en Estados Unidos el dato de IPC de septiembre. Se espera un alza interanual del 5,3%, una tasa que hace saltar las alarmas en el Banco Central del país.

Normas
Entra en El País para participar