Compromisos

Las distribuidoras de cine pactan con la CNMC para eludir multas

Se investigaba la concertación en el proceso de digitalización de las salas de cine y el intercambio de información comercialmente sensible

Cartel de la CNMC en su sede de Madrid.
Cartel de la CNMC en su sede de Madrid.

Las grandes distribuidoras de cine, conocidas como majors, han evitado la multa de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que las investigaba por prácticas restrictivas de la libre competencia, adquiriendo un compromiso de modificación de dichas prácticas durante cinco años, según un comunicado difundido este viernes por la entidad.

La CNMC ha resuelto el expediente mediante la fórmula conocida como “terminación convencional” que evita la imposición de sanciones a cambio de hacer vinculantes los compromisos adquiridos por las empresas investigadas.

En este caso se trataba de Paramount y Paramount Pictures International Limited SL, Sony Pictures y Columbia Pictures Corporation Ltd., TWDC, The Walt Disney Company Limited e Hispano Foxfilm. También están incluidos, Universal Pictures, Wbee y Warner Bros Entertainment Nederland BV y la empresa de medición de audiencias Rentrak y Rentrak BV.

Se investigaba, por un lado, la concertación entre las majors y la empresa integradora Ymagis en el proceso de digitalización de las salas de cine y, por otro, el intercambio de información comercialmente sensible (fechas de estrenos, número de espectadores, recaudación, etc.) entre los grandes distribuidores con la colaboración de Rentrak.

En relación con la primera conducta, la Comisión ha archivado las actuaciones, ya que “no ha quedado acreditada la existencia de prácticas restrictivas en el marco de la prueba incorporada al expediente”. En cuanto a la segunda, la CNMC considera que “podría haber restringido la competencia, por ejemplo, en la política de estrenos entre las compañías”.

Compromisos por 5 años

Tanto Rentrak como las distribuidoras han presentado a la CNMC unos compromisos por los que eliminan los intercambios sobre determinada información que no es pública, así como el acceso a ciertos datos del mercado español de la distribución cinematográfica, informa Efe. Concretamente, las distribuidoras de cine no facilitarán a las empresas de audiencias información no pública sobre las fechas previstas de estrenos.

A su vez, la empresa de medición de audiencia no facilitará a las primeras información no pública sobre el número de salas de cine previstas para la exhibición y limitará los datos que les da sobre ingresos por taquilla. Los compromisos serán de obligado cumplimiento durante un plazo de cinco años.

La terminación convencional está prevista en el artículo 52 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia y es un modo atípico de terminar el procedimiento administrativo.

Normas
Entra en El País para participar