Capital riesgo

Carlyle pone en venta el ‘call center’ Comdata y explora su fusión con Konecta

Las tasaciones parten de los 1.000 millones

Carlyle pone en venta el ‘call center’ Comdata y explora su fusión con Konecta

Tambores de concentración entre dos de los mayores call center europeos. Carlyle ha puesto en venta la compañía italiana Comdata, que es uno de los mayores operadores también en España, según indican fuentes financieras. El mercado insta a la española Konecta a buscar una fusión que cree un gigante europeo.

Comdata es una firma italiana, con sede en Turín y más de 50.000 empleados repartidos en todo el mundo. Carlyle adquirió la firma en 2015 y emprendió una potente campaña de expansión internacional por Europa y Latinoamérica, que le convirtió en uno de los principales actores del mercado español. Rothschild es el encargado, en esta ocasión, de pilotar la operación. Las tasaciones parten de los 1.000 millones.

Carlyle ya trató de lanzar un proceso de venta en 2018. Y a inicios de año recapitalizó la compañía para paliar el efecto del Covid-19 sobre sus cuentas. Tras estas operaciones, el fondo ha decidido reactivar la operación.

Ante esta operación, el mercado pone los ojos en uno de los principales actores en España, el grupo Konecta. Este está en manos de su equipo fundador, comandado por el presidente, Jose María Pachecho, y el fondo ICG. Adquirieron la firma en 2019 de manos del Banco Santander y el private equity PAI Partners.

Ya en 2015 Comdata, en alianza con Apax, lanzó una oferta para hacerse con Konecta por 300 millones. La compañía española estaba entonces en manos de Santander y los fundadores, pero también del fondo Liberty. Poco después PAI se hizo con un 40% de la sociedad y salió el fondo estadounidense. Desembolsó 130 millones por esta participación minoritaria.

El sueño del mercado es crear un gigante hispanoitaliano de los call center. Konecta cuenta con una plantilla formada por más de 70.000 empleados, repartidos en 10 países y en 90 centros de contacto. Su facturación en 2020 suma cerca de 900 millones. El principal atractivo de la compañía es su presencia en América Latina y la posibilidad de ser hub para la expansión por ese continente.

El tercer actor del mercado español es Atento, la antigua filial de Telefónica. La teleco vendió la compañía, que destaca también por su fuerte presencia en América Latina, al fondo Bain en 2015. Y, a su vez, este la traspasó a los fondos HPS Investment Partners, GIC y un fondo de inversión afiliado a Farallon Capital Management.

Normas
Entra en El País para participar