Telefónica estudia dar entrada a socios en su red de fibra en España

La teleco captaría recursos para afrontar futuras operaciones en su nueva etapa

Telefónica estudia dar entrada a socios en su red de fibra en España

Telefónica está considerando distintas opciones para su red de fibra en España, incluida la venta de una participación y dar entrada a un socio, según adelantó Bloomberg, y confirmó posteriormente este periódico. La operación tiene un amplio calado, puesto que esta sociedad podría estar valorada en 15.000 millones de euros. Fuentes de Telefónica no quisieron hacer comentarios.

La teleco ha hablado con potenciales asesores para la segregación de estos activos y su inclusión en una filial para un posible acuerdo con inversores. El proceso está en sus primeras fases y es probable que Telefónica espere a 2022 para iniciar la negociación. De hecho, no ha tomado ninguna decisión.

Fuentes del mercado señalaron que la venta de parte del capital de la red de fibra en España es una de las opciones que contempla la dirección de Telefónica desde hace meses.

Telefónica anunció en 2019 sus planes de venta de activos para reducir deuda. La teleco ha vendido ya las torres de móvil de Telxius a American Tower por 7.700 millones de euros, y varias participaciones en sus filiales de fibra en Alemania, Brasil, Chile y Colombia a grupos como Allianz y KKR. Con estas operaciones, que tienen un carácter industrial para acelerar los despliegues, unida a la fusión de O2 con Virgin Media, cerrada en junio, la deuda de Telefónica se ha reducido hasta 25.000 millones.

Virgin Media O2

También Virgin Media O2, participada por Telefónica y Liberty Global, estudia dar entrada a un socio inversor para acelerar el despliegue de fibra en Reino Unido. Telefónica no es la única en aplicar esta estrategia. Orange, KPN, Proximus, Iliad, Telia, Tele Columbus o Telecom Italia, entre otras, han cerrado acuerdos con socios financieros para este tipo de actividades.

Hasta el momento, la red de fibra en España se ha considerado como un activo estratégico en el grupo. El presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete, afirmó el pasado año que había distintas opciones para este activo.

Según fuentes del sector, hay un gran apetito por los activos de infraestructuras de telecos por parte de los fondos de inversión. Estos inversores contribuyen a apoyar el despliegue de redes reduciendo el esfuerzo financiero de los operadores y, al mismo tiempo, se aseguran unos ingresos a largo plazo derivado de los pagos de las telecos por el uso de estas redes. En el caso de Telefónica España, los despliegues están muy avanzados puesto que la red cubre cerca del 80% de los hogares.

Con la entrada de un socio, la teleco reduciría deuda y también captaría recursos para afrontar oportunidades de crecimiento en esta nueva etapa iniciada por Pallete tras acelerar el recorte de deuda. Por ejemplo, compró en julio la británica Cancom UK, especializada en cloud, por 400 millones de euros, en la que ha sido su mayor adquisición desde 2015, cuando se hizo con la brasileña GVT. Ahora, Telefónica está pendiente ahora de cerrar la compra de los activos de móvil de la brasileña Oi, junto a América Móvil y TIM, por los que pagará cerca de 900 millones.

Normas
Entra en El País para participar