Energía

El precio de la luz y el gas se sitúan en máximos históricos en Europa

La electricidad subirá hasta 228 euros el megavatio de media en un mes que ya ha registrado los tres precios más altos vistos hasta ahora en solo seis jornadas

El precio de la luz y el gas se sitúan en máximos históricos en Europa
EFE

El precio de la luz en el mercado mayorista romperá mañana todas las barreras conocidas hasta ahora y subirá hasta 228 euros el megavatio de media, un nuevo récord histórico que bate por 12 euros el que marcó el viernes pasado (216 euros). 

Tras concluir septiembre con un precio medio récord, octubre ya ha registrado los tres precios más altos vistos hasta ahora en solo seis jornadas, y la tendencia sigue al alza con este nuevo registro, según los datos del operador de mercado eléctrico designado (OMIE) recogidos por Europa Press.

Este miércoles, el precio subirá un 20,4% respecto a hace una semana, cuando el precio de la electricidad en el mercado mayorista español estaba en 189,9 euros/MWh. Comparándolo con hace un año, el precio de la electricidad aumenta un 292%.

El precio más alto de este martes se dará entre las 20.00 y las 21.00 horas, cuando alcanzará los 260 euros/MWh, mientras que el más bajo se ha registrado entre las 15.00 horas y las 16.00 horas, con 193,2 euros/MWh.

La severa espiral alcista del precio de las últimas semanas se produce en un contexto de elevada demanda. De hecho en septiembre subió un 2,8 %, hasta los 21.073 gigavatios hora (GWh) con respecto a la del mismo mes del año pasado y sigue con el ascenso que inició en agosto,aunque sigue siendo inferior a la de septiembre de 2019, periodo previo a la pandemia.

Según datos provisionales de Red Eléctrica, descontados los efectos del calendario (diferencia de fías hábiles) y de las temperaturas, el consumo eléctrico aumentó un 2,9 % respecto a septiembre de 2020. Sin embargo, si se compara con septiembre de 2019 y corregidos los efectos de laboralidad y temperaturas, la demanda de energía eléctrica nacional descendió un 2,2 %.

Esta situación se produce en plena escalada del precio de todas las materias primas vinculadas a la energía en todo el mundo, como el gas, el petróleo y el carbón, lo que dispara al mismo tiempo los derechos de CO2, también en máximos históricos.

De hecho, los precios del gas natural se han disparado este martes un 23%, hasta los 117 euros por megavatio hora, frente a los 15 euros de hace seis meses, alcanzando así un nuevo récord en Europa. La situación se debe a una especie de tormenta perfecta, con mayor demanda por la recuperación tras los cierres causados en 2020 y comienzos de 2021 por la pandemia; episodios climáticos extremos que generaron más consumo (olas de frío o de calor, sequías que frenaron la producción hidroeléctrica) y tempestades recortaron la producción en varias zonas, según el informe trimestral del mercado de gas de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Mientras tanto, los temores a que los suministros sean suficientes para asegurar la generación de electricidad y calefacción de cara al invierno provocan también escaladas en el precio del gas. La producción en el Viejo Continente ha sido inferior este año, a lo que se ha sumado el desvío de esta a Asia, donde China compite con Europa por adquirir el carbón y gas a cualquier precio para asegurar los próximos meses.

A ello se une el hecho de que Rusia está registrando unos niveles de consumo de gas más elevados que antes de la pandemia debido a un periodo de frío más extremo, reduciendo así sus exportaciones a Europa. El consumo medio diario actual de gas de Rusia es de aproximadamente 140 millones de metros cúbicos más que en el mismo período de 2019 y de más de 200 millones de metros cúbicos por encima de los niveles del año anterior, de acuerdo con los datos del gigante gasístico ruso Gazprom.

El vicepresidente de la empresa, Vitaly Markelov, asegura que "la temporada de calefacción ha comenzado dos semanas antes que en 2019", mientras que los datos del Centro de Hidrometeorología de Rusia muestran que el mes pasado podría haber sido el septiembre más frío del siglo en Moscú, principal consumidor de gas en el país. Todo ello ha resultado en una reducción de las exportaciones a otros países hasta niveles mínimos previos a la pandemia. En contra de las perspectivas de los metereológos, que esperan un invierno más cálido de lo habitual, Gazprom considera que será más frío y el consumo nacional de gas se situará ligermante por encima del de 2019.

Para ver una bajada en los precios internacionales del gas habrá que esperar al segundo trimestre de 2022, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE). En su informe trimestral, apunta que entonces la cotización en el mercado holandés TTF (una referencia en Europa) caerá el 40% respecto al mismo período de 2021, cifra similar a la prevista para Asia, mientras que en América del Norte bajará un 18%. "El año gasístico 2021/22 comenzó en octubre con precios spot récord del gas en Europa y Asia, entre niveles de existencias más bajos que la media para la temporada de calefacción que se avecina", afirma el informe.

Normas
Entra en El País para participar