Banca

Deutsche Bank da otra vuelta de tuerca a su red en España ante el giro de su negocio

Arrincona su actividad ‘retail’ para fortalecer más su banca privada

sede de Deutsche Bank
sede de Deutsche Bank

Deutsche Bank va a dar otra vuelta de tuerca a su negocio en España. El objetivo es reducir costes y ser más rentable, a la vez que pretende reforzar su banca privada e ir reduciendo poco a poco su negocio retail, como está haciendo en Alemania y en el reto de sus filiales europeas. El banco ya cerró en España una decena de oficinas este verano, y ahora tiene previsto seguir con estos cierres. Ahora cuenta con 158 sucursales en el país. Estas clausuras fueron acompañadas de la salida de unos 30 empleados, de los que 5 fueron despidos y el resto prejubilaciones.

Ahora, y según ha anunciado Claudio de Sanctis, responsable global de gestión patrimonial en Deutsche Bank en una entrevista, el banco tiene previsto volver a recortar el número de sucursales en varios países, entre ellos España, y potenciar la banca de grandes patrimonios.

Deutsche Bank ya inició en medio de la pandemia un plan estratégico en la nueva división de IPB Internacional, resultado de la fusión de WM y PCB, que dirige Sanctis. Este plan incluye reforzar el negocio de banca privada en detrimento de la minorista en Italia y España, país en el que ya ha comenzado este cambio, por delante de Italia, que verá la creación de una serie de sucursales emblemáticas más adaptadas a las necesidades del segmento de este cliente. Ahora, el objetivo es volver a cerrar algunas oficinas y crear sucursales de mayor tamaño.

En lo que respecta al banco para emprendedores, se ha ampliado la colocación entre los equipos comerciales de wealth management y banca de empresas y banca comercial para atender a las grandes empresas de propiedad familiar y las pymes con el objetivo de gestionar el patrimonio de los propietarios de negocios, así como sus necesidades empresariales. La entidad ha fichado para ello a 25 profesionales para banca privada y wealth management este año.

El bank for entrepreneurs ya se ha lanzado en Italia y espera formalizarse en España antes de fin de año.

Deutsche Bank cerró el primer semestre del año con un beneficio en España de 6,42 millones, un 32,83% menos que en el mismo periodo de 2020, cuando obtuvo 9,55 millones. La entidad explica esta bajada por el incremento del deterioro por provisiones de crédito y por mayores gastos de servicios informáticos.

Normas
Entra en El País para participar