Siderurgia

Tubacex y sindicatos acuerdan el fin de una huelga de casi ocho meses

Principio de acuerdo que deberá ser ratificado por la plantilla

Tubacex y sindicatos acuerdan el fin de una huelga de casi ocho meses

Después de casi ocho meses de huelga, la dirección de Tubacex y los sindicatos han alcanzado un principio de acuerdo que pondrá final a las protestas. En una reunión en la sede del grupo en Llodio (Álava), el pacto se ha conseguido con la intermediación del Gobierno vasco. Ahora deberá ser refrendado por los trabajadores.

El conflicto surgió por la presentación de un ERE que suponía 129 despidos en las plantas de Llodio y Amurrio, esta también en Álava. Posteriormente, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) anuló el ERE y obligó a la readmisión de los despedidos. Tubacex acató y recurrió la sentencia al Tribunal Supremo. Readmitió a los empleados pero sin reclamar su presencia en el puesto de trabajo, abonándoles su salario.

El enfrentamiento se enredó con amenazas personales entre los partidarios y contrarios de la huelga en el Valle de Ayala, donde Tubacex es uno de los grupos que son claves para la economía social.

El principio de acuerdo incluye un ahorro de costes a través de medidas menos traumáticas que los despidos. El sindicato LAB no se ha adherido al pacto firmado con Tubacex, que sí ha sido suscrito por la mayoría de los representantes del comité de empresa.

Normas
Entra en El País para participar