Energía

El precio mayorista de la luz supera la barrera de los 200 euros/MWh

La presidenta de Omie pide un debate sosegado y no en plena crisis geopolítica

El precio mayorista de la luz supera la barrera de los 200 eurosMWh

Las subastas de electricidad en el mercado mayorista (pool) celebradas ayer para aplicar hoy viernes superó por primera vez la barrera de los 200 euros MWh. Concretamente, el precio se situó en 216,01 euros MWh, según datos del operador del mercado (Omie). La subida, de un 25% en una semana, llega una vez más de la mano del encarecimiento de los precios del gas natural (80 euros MWh) y de los derechos de emisión de CO2 (62 euros/tonelada). Este precio es el mayor registrado hoy en un país de la UE.

La gran escalada comenzó en la segunda quincena de agosto, cuando se superó el techo de los 100 euros MWh, frente a los 33 euros MWh de media de 2020. Una cotización que ya creó alarmas y que llevó al Gobierno a dar una vuelta de tuerca a las medidas anunciadas a principios de verano, con la bajada del IVA del 21% al 10% y la eliminación del impuesto a la generación eléctrica. Así, a medidados de agosto aprobó nuevas medidas de choque con la bajada del impuesto de la electricidad del 5% al 0,5% y la minoración de los ingresos de la hidráulica y el agua y de algunas renovables que se beneficien de los precios extra del gas en el pool (2.600 millones de euros que, en su mayoría corresponden a Endesa e Iberdrola) .

La presidenta de Omie, Carmen Becerril, aseguró hoy que habrá una sustancial caída de los precios de la electricidad en 2023 por la significativa integración de potencia renovable y consideró que el debate sobre el mercado mayorista debe ser sosegado y no en medio de una “crisis geopolítica”.

En una mesa redonda organizada por la Universidad Pontifica de Comillas sobre el futuro del sector eléctrico, Becerril dijo que el debate se podía haber planteado en otro momento, por ejemplo, en 2019, con un precio medio de 50 euros/MWh o en 2020, con 33 euros/MWh. La predidenta de Omie recordó que el reglamento interior del mercado de la energía de la Unión Europea se aprobó en junio de 2019 y de cara a 2030 se analizará de nuevo el conjunto del modelo. En su opinión, el encarecimiento de los precios mayoristas de la luz no es un fenómeno acotado a España y Portugal, aunque sí es verdad que afecta más a los países periféricos, España, Italia, Grecia, España y algunos de los Balcanes.

Becerril defendió más interconexiones que permitan que haya un mercado común de la electricidad con una referencia de precios comunes en toda Europa y en el caso de España tiene que haber una “consistente interconexión” con Francia antes de reformar el mercado.

En el mismo foro, el exministro de Industria, Claudio Aranzadi, afirmó que “los mercados hay que recomponerlos bastante”. Algo que no compartió el exsecretario de Estado de Energía Nemesio Fernández Cuesta, quien cree que “el modelo está funcionando correctamente”. Según sus palabras, “no estamos hablando de una crisis del mercado eléctrico”, sino del efecto conjunto de la subida de los derechos de CO2 y el desequilibrio que existe en estos momentos entre la oferta y la demanda de gas. Considera que “el mercado marginal es el que mejor garantiza la transición energética” pues los precios permiten recuperar los costes fijos de inversiones en renovables “a una velocidad notable”, por lo que hay que evitar medidas que retrasen o pongan en riesgo esas inversiones, pues bajarán el precio de la luz.

Por su parte, el consejero de la CNMC Mariano Bacigalupo dijo que cualquier mercado, incluido el mayorista, tiene futuro si cumple su función, que es proveer de una retribución adecuada a la actividad de generación eléctrica. Asimismo, indicó que en estos momentos las respuestas son “inquietantes”, pues las renovables buscan retribución fuera del mercado con contratos de compraventa de energía a largo plazo (PPA), las nucleares reclaman un régimen regulado, la térmica marginal pide mecanismos de capacidad y las fuentes inframarginales, pese a ser las que más rentabilidad obtienen en el mercado, prefieren mecanismos de contratación a plazo.

Lo importante, indicó, es que cualquiera que sea el diseño de mercado sea capaz de “embridar” las manifestaciones de desafección social hacia la transición energética y la electrificación que están aflorando en Europa. Por eso, consideró que el diseño del mercado debe ser explicable y transmisible a la gente para que lo pueda entender. Bacigalupo recordó que las organizaciones de consumidores Facua y OCU no quieren oír hablar de desvincular la tarifa regulada del mercado mayorista y ha añadido que “no es fácil revertir siete u ocho años de encumbramiento de la PVPC” como la tarifa más barata, algo a lo que también ha contribuido el comparador de la CNMC.

En otra de las mesas del foro, Jorge Sanz, quien fue presidente del grupo de expertos que elaboró el informe para la Ley de Transición Energética, criticó que con las nuevas medidas del Gobierno «no se protege a los consumidores que realmente lo necesitan». Sanz defendió, sin embargo, la rebaja fiscal de dichas medidas. «Solo hay tres países (Suecia, Finlandia y Dinamarca) que tienen un IVA por encima del 21%».

Normas
Entra en El País para participar