Energía

IFM abre la puerta a eliminar el dividendo de Naturgy "el tiempo que sea necesario"

El fondo vincula esta decisión al decreto del Gobierno sobre la factura de la luz y al plan de inversiones

Jaime Siles, vicepresidente de IFM.
Jaime Siles, vicepresidente de IFM.

IFM contempla reducir a cero el dividendo de Naturgy. El vicepresidente de IFM y responsable del fondo en España, Jaime Siles, explica en una entrevista con CincoDías que, ante las últimas medidas del Gobierno para recortar la factura de la luz y el plan estratégico presentado por Naturgy en julio —que contempla inversiones por 14.000 millones—, el fondo valora apoyar si triunfa la opa una política de retribución al accionista menos generosa e incluso contempla "eliminar el dividendo el tiempo que sea necesario".

"El plan estratégico nos pareció en su momento muy ambicioso y requiere muchísima inversión. La compañía anunció un recorte del dividendo y nosotros decimos que si hubiese que recortarlo más, siempre somos favorables a invertir. A día de hoy, ha habido unos cambios regulatorios que pueden ser muy significativos que van a tener un impacto en sus beneficios. Estamos dispuestos a eliminar el dividendo, claramente y el tiempo que haga falta. El crecimiento es lo primordial, y crecer bien", explica Siles.

Estas declaraciones se producen diez días antes de que termine el plazo en el que los accionistas de Naturgy deben decidir si acudir o no a la opa. Un periodo que termina el viernes 8 de octubre. Los tres principales accionistas —Criteria, CVC y GIP, que suman cerca de un 70%—, el equipo directivo y el consejo han decidido no acudir a la oferta. Esto constriñe la oferta a un tercio del capital, mientras que el fondo australiano se ha marcado como objetivo alcanzar, al menos, el 17%.

El mensaje de Siles sirve como aviso a los accionistas de Naturgy. En torno a un 20% corresponde con inversores institucionales, que resultan clave para el triunfo de la oferta, pese a que una parte corresponde con fondos indexados y de gestión pasiva que no suelen acudir a este tipo de ofertas. El otro 10% son minoristas, para los que el fondo ha contratado a Georgeton para convercerles de que acudan a la oferta.

El suculento dividendo era uno de los principales atractivos para invertir a Naturgy. IFM esgrime como uno de los argumentos para que los accionistas acudan a la opa que su hoja de ruta pasa por recortarlo e incluso dejarlo a cero. El otro argumento es la previsible caída de la acción una vez termine la oferta, en línea con lo que la debacle bursátil que han sufrido en las últimas semanas competidores como Iberdrola o Endesa. Aun así, IFM puede rebajar ese umbral mínimo hasta el 10% para que la opa tenga éxito.

Pero este alto dividendo no solo mueve a los minoritarios de Naturgy, sino también a su principal accionista, Criteria. El objetivo de este holding industrial es financiar con los dividendos que ingresa de sus participadas su obra social. El conflicto entre IFM y Criteria está servido, después de que la firma que pilota Isidro Fainé haya rechazado acudir a la opa, haya lanzado una ofensiva para comprar más acciones y llegar al 29% del capital y haya alertado de las implicaciones sobre el Gobierno corporativo de la oferta.

"Apoyaron la reducción del dividendo en el nuevo plan estratégico. Y luego hay un hachazo regulatorio. Desde el punto de vista de IFM me parece totalmente razonable y consistente vivir sin dividendo", indica Siles. Y explica el interés del fondo por realizar en Naturgy una inversión a largo plazo y apoyar al Gobierno en sus planes para incrementar las energías renovables en España.

Normas
Entra en El País para participar